Bolsa, mercados y cotizaciones

China no está en cuarentena en las carteras: los fondos para subirse a la recuperación

  • Darle entre el 3% y el 5% de la parte dedicada a la bolsa es razonable
Foto: Reuters

La complejidad del mercado chino y su fragmentación provoca grandes diferencias en los rendimientos de los fondos que invierten en la renta variable del país. Hasta el 23 de marzo estos productos perdían un 14% de media, pero desde entonces el CSI 300 recupera casi un 5%.

El coronavirus no ha cambiado la convicción de que China se merece un hueco en las carteras, sobre todo en la de los inversores de largo plazo, con baja exposición al país, y que toleren bien la volatilidad. Una forma de invertir en él es a través de fondos. Sin embargo, las diferencias de rentabilidad entre el mejor y el peor puede alcanzar los 10 puntos este año, según Morningstar, en el caso de aquellos disponibles para el inversor particular, en euros, y sin comisión de entrada. "Su mercado es complejo, está fragmentado y los índices y fondos son muy diferentes entre sí", señala Marta Diaz-Bajo, directora de análisis de fondos de atl Capital.

Sobre qué porcentaje de la cartera debería representar, la experta señala que entre el 3% y el 5% del total de la parte dedicada a la bolsa "podría ser algo razonable"; mientras que José Manuel Villamor, director de gestión de carteras de A&G Banca Privada, estima que "cualquier cartera de renta variable de largo plazo debería tener entre un 5% y un 10% en mercados emergentes, ya que es donde realmente hay crecimiento". Aunque destaca, eso sí, que el aumento de posiciones en emergentes respecto a desarrollados debe ser "progresivo".

Entrar vía fondos

Además del atractivo que ofrece la bolsa de China por valoración, el hecho de que los gestores de fondos mantuvieran una exposición baja a los mercados emergentes antes de que llegase el coronavirus también podría ser un revulsivo para la renta variable del país, ya que "sugiere que tienen un amplio margen para comprar ahora", en opinión de Steven Holden, director ejecutivo de Copley Fund Research en un artículo de Bloomberg.

De media, los fondos en euros que invierten en la renta variable del gigante asiático retroceden un 14% este año, con datos hasta el 23 de marzo -ese día, el CSI 300 marcó mínimos anuales y, desde entonces, recupera casi un 5%, por lo que las pérdidas de los fondos deberían haber disminuido-. Por poner la cifra en contexto, es menos de lo que pierde un inversor moderado en el mismo periodo: sus pérdidas alcanzan el 18%; y también menos de lo que ceden los fondos de bolsa europea, española o americana. A tres años, sin embargo, los fondos de renta variable china dejan una rentabilidad anualizada del 5%, mientras que a cinco años el saldo es del 4,8%.

Ese 14% que pierden este ejercicio incluye a todos los fondos en euros, es decir, que también contabiliza el comportamiento de los que no están al alcance del particular o cobran comisión de entrada. Si se los excluye, el catálogo disponible se reduce. Dentro del mismo, el que menos pierde hasta el 23 de marzo pertenece a BNP: BNP Paribas China Eq N C, un fondo que invierte en acciones emitidas por empresas de China, Hong Kong o Taiwan, o que operen en dichos mercados. Se creó en 2013, y entre sus principales posiciones aparecen algunos nombres conocidos, como el de Alibaba o Tencent, según la última cartera disponible a cierre de enero. A largo plazo, su rentabilidad ha sido consistente (del 8,7% anualizada los tres últimos años).

El siguiente producto que mejor se comporta en 2020 es Schroder ISF All China Equity Y Acc, aunque su track record es inferior que el del fondo de BNP porque se creó en mayo del año pasado. Y, aunque el gran peso de su cartera se encuentra en Asia Emergente, también dedica una pequeña porción a la zona euro, Canadá y a EEUU.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0