Bolsa, mercados y cotizaciones

Los derivados de tarifas aéreas llegan al mercado de la mano de Airbus y Nasdaq para defender a las aerolíneas

Nueva York

Como demuestran los recientes resultados trimestrales, las compañías aéreas enfrentan un sinfín de riesgos en sus cuentas. Desde la volatilidad en los precios del crudo hasta episodios como la cuarentena del 737 Max de Boeing pasando por la reciente crisis que suscita el coronavirus con epicentro en Wuhan, China.

Hasta ahora, muchas aerolíneas han podido cubrirse las espaldas usando los futuros de petróleo para enfrentar posibles vaivenes en los precios energéticos y ahora podrán hacerlo también con los precios de los billetes aéreos.

Skytra, propiedad de Airbus, ha seleccionado a Nasdaq como arquitecto que de su centro de negocio de derivados. Esta plataforma, con sede en Londres, ayudará a la industria a cubrir su riesgo de ingresos a través de la negociación de contratos de futuros y opciones, a través de una serie de indicadores de precios propios.

Así, la compañía ha desarrollado puntos de referencia para rastrear los cambios diarios en el precio de los viajes aéreos durante los últimos dos años. De esta forma, las aerolíneas podrán mejorar las gestión de riesgos especialmente relacionados con las tarifas aéreas, dado que el 90% de los billetes de avión se reservan normalmente en un plazo de 90 días antes del vuelo.

"La creación de Skytra representa una nueva intersección dinámica entre la aviación y los mercados financieros, donde los beneficios se extenderán a las empresas", señala en un comunicado Adena Friedman, presidenta y consejera delegada de Nasdaq. Por su parte, el director comercial de Airbus, Christian Scherer, apunta como esta plataforma, creada en colaboración con la industria del transporte aéreo y otros participantes externos, "permitirá una mayor previsibilidad financiera en un mercado volátil".

"La creación de Skytra representa una nueva intersección dinámica entre la aviación y los mercados financieros, donde los beneficios se extenderán a las empresas"

Aerolíneas como American Airlines han presentado sus resultados trimestrales a lo largo de la semana. En el caso de esta última, por ejemplo, la cuarentena del 737 Max ha obligado a cancelar 10.000 vuelos durante los últimos 3 meses de 2019. Por su parte, Southwest Airlines, la compañía aérea estadounidense con la mayor flota de la polémica aeronave, ha cifrado la puesta en tierra del avión en 828 millones de dólares durante el transcurso del año pasado.

El coronavirus también afecta al tráfico aéreo. El año pasado, más de 60.000 pasajeros volaron a EEUU desde la ciudad de Wuhan. Esto supone aproximadamente el 1% de los pasajeros de aerolíneas que volaron desde China o Hong Kong a la mayor economía del mundo, según los datos anuales más recientes de la Oficina de Estadísticas de Transporte.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0