Bolsa, mercados y cotizaciones

Seis nuevos fondos entran en la Liga de la Gestión Activa

  • Los últimos años, la gestión value no ha brillado por su aportación de valor
Seis nuevos fondos entran en la Liga de la Gestión Activa
Madrid

La Liga de la Gestión Activa en Bolsa Española de elEconomista afronta 2020 con 6 nuevos miembros de los 34 que componen esta clasificación de los fondos más descorrelacionados del Ibex. Un índice que sigue siendo uno de los más rezagados por rentabilidad respecto a sus pares europeos y que, por tanto, tiene más potencial de revalorización para los próximos meses.

Y será misión de los componentes de esta Liga demostrar una vez más su valía, aunque en los últimos años la gestión value no ha brillado precisamente por su aportación de valor a los partícipes. De hecho, la media de rentabilidad de la Liga el año pasado fue del 8,8%, la mitad de la conseguida por el Ibex con dividendos.

Santander Acciones Españolas, CaixaBank Bolsa Gestión España, Renta 4 Bolsa, Radar Inversión, Unifond Small&Mid Caps e Iberian Value son las nuevas incorporaciones que tratarán de mover un tablero que sirve para analizar el comportamiento de los fondos con una estrategia menos indexada del mercado español. Y estos fondos competirán al mismo tiempo con otros de sus mismas firmas.

Es el caso del primero, gestionado por José Antonio Montero de Espinosa, que se medirá al clásico Santander Small Caps de Lola Solana. CaixaBank también contará este año con dos fondos en la Liga: el mencionado anteriormente y CaixaBank Bolsa All Caps España, ambos bajo la responsabilidad de Ana Besada, gestora de renta variable española del banco catalán. Por su parte, Radar Inversión, de EDM, también se medirá con EDM Inversión, otro de los fondos más veteranos de bolsa española, con una trayectoria de más de treinta años.

Otras gestoras cuentan también con dos fondos en la Liga de la GestiónActiva en Bolsa Española, como es el caso de Abante, con Okavango Delta y Abante GFSpanish Opportunities, gestionados por José Ramón Iturriaga, que han terminado en los últimos puestos en la clasificación del año pasado; BBVAAM, con BBVA Bolsa y BBVABolsa Plus; Santalucía AM, con Santalucía EspaBolsa B y Santalucía Ibérico Acciones, y Trea AM, que gestiona Trea Iberia Equity A, Trea Cajamar Renta Variable España y Mediolanum Small Caps&Mid Caps, estos dos últimos para Cajamar y Mediolanum.

Los fondos que salen

Estos nuevos fondos sustituyen a Abanca Renta Variable, Crediinvest Sicav Spanish Value, Credit Suisse Bolsa B, Fidentiis Tordesillas Sicav Iberia A e Imantia RV Iberia, que salen de la lista al tener su cartera correlacionada en más de un 60% con el índice en el momento de elaborar esta clasificación. De esta forma, Fidentiis no competirá directamente con Bestinver en la Liga, ahora que la primera firma ha sido integrada en el grupo inversor de Acciona.

El criterio de la descorrelación es clave para formar parte de este ranking de gestión activa de bolsa española de elEconomista, al igual que disponer de un mínimo de 5 millones de euros en activos bajo gestión y una trayectoría mínima de 3 años. De hecho, de los 34 fondos de la Liga, 20 cuentan con al menos diez años de historia, entre los que se encuentran el Santander Small Caps, EDMInversión, Bestinver Bolsa o Metavalor, y la gran mayoría (24 fondos) ya tienen hasta 5 años de recorrido.

En la Liga de elEconomista también aparecen nombres conocidos como Cobas, azValor, Magallanes, Gesconsult, Mutuactivos o Mirabaud, aparte de los mencionados.

Aunque las rentabilidades pasadas no significan que se puedan repetir en el futuro, las nuevas incorporaciones vienen pisando fuerte en el tablero. Por ejemplo, Caixabank Bolsa Gestión España hubiera quedado en segundo lugar en la Liga de 2019, con un rendimiento del 18,6%, por detrás del fondo de Firmino Morgado, que ha quedado en primer lugar con un 19,6%, mientras que Radar Inversión hubiera aparecido en quinto lugar con un 14,6%. Este fondo tiene la peculiaridad de que es un clon del EDMInversión en un 90% de su cartera. El resto de la misma se completa con valores presentes en el EDMStrategy, fondo de renta variable europea de la firma catalana, que gestiona para Orienta Capital. Es un caso parecido al de Iberian Value, fondo asesorado por Santiago Cano para la gestora Dux Inversores, ya presente en la Liga en 2018 y que ahora vuelve a la competición de los mejores fondos activos de bolsa española.

Estrategias

Al analizar la entrada de los nuevos fondos se perciben algunas diferencias respecto a los productos similares de la misma gestora. Es el caso del CaixaBank Bolsa Gestión España, que tiene un mayor sesgo hacia valores de alta capitalización respecto al CaixaBank All Caps España, más enfocados en pequeñas compañías. El primero, además, también puede invertir el 10% restante en valores europeos a discreción del gestor.

En el caso del Radar Inversión, gestionado por EDM, la estrategia actual pasa por una combinación de firmas de mayor crecimiento con otras cuya valoración ha sido muy penalizada por la crisis industrial, señala Antonio Estabanell, consejero delegado de la firma, una situación que explica el bajo PER respecto al histórico que muestran las carteras de bolsa española en general.

Aunque con una expectativa de crecimiento económico global a la baja, el miedo a una recesión se ha difuminado y el temor a la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha disminuido, razones por las que muchos analistas consideran que la renta variable europea puede ofrecer mejores resultados por valoración, algo de lo que se beneficiaría la bolsa española, la que parte con mayor descuento entre los principales índices europeos. Y esto ofrecerá argumentos a los gestores activos para demostrar que su estrategia es la acertada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.