Bolsa, mercados y cotizaciones

Los títulos de Berkshire Hathaway cierran su peor año de la década sin "elefantes" en la mira

El magnate Warren Buffett. Foto: Reuters
Nueva York

No es la primera vez que las acciones de Clase A de Berkshire Hathaway, capitaneada por el Oráculo de Omaha, Warren Buffett, han incumplido su objetivo de superar la rentabilidad ofrecida por el S&P 500. Sin embargo 2019 se ha convertido en el peor año de la década para el conglomerado. Todo ello en un momento en que el multimillonario inversor y su equipo llevan sin cazar "un gran elefante", como se refiere el octogenario a las grandes adquisiciones, en los últimos cuatro años.

Desde la compra de Precision Castparts en 2015, empresa por la que pagó 32.000 millones de dólares, Buffett advirtió a sus accionistas en repetidas ocasiones que podría tener dificultades para atisbar otra gran adquisición en el horizonte. En su última carta anual, publicada el pasado febrero, este histórico reconoció que "los precios son altísimos para las empresas que poseen perspectivas decentes a largo plazo".

Es por ello que la caja de Berkshire ha continuado engordando hasta un récord de 128.000 millones de dólares sin generar grandes retornos dado que los tipos de interés continúan siendo bajos. De hecho, el colchón de liquidez de la entidad representa ya casi un cuarto de su capitalización de mercado y ofrece el potencial de comprar un buen número de componentes del S&P 500.

Según adelantó el Financial Times, Buffett rechazó la oportunidad planteada por la joyería Tiffany & Co para que éste presentase una contraoferta que plantase cara al conglomerado de lujo LVMH Moët Hennessy. Una situación que acabó dejando a Tiffany´s en manos del imperio liderado por Bernard Arnault a cambio de 16.600 millones de dólares el pasado noviembre.

Una situación que aumenta la frustración de algunos, dado que las acciones de Clase A de Berkshire han generado una rentabilidad del 11% en 2019 frente a las subidas de más del 28% experimentadas por el S&P 500. La última vez que Buffett sufrió un traspiés como este fue en 2009, en plena resaca de la crisis financiera.

No obstante, el semanario Barron's calcula que la colosal cartera de Berkshire finalizó el cuarto trimestre con una buena nota, dadas las subidas registradas por Apple y muchos de los bancos en los que está invertido este conglomerado. De esta forma, entre los meses de octubre y diciembre, las inversiones en renta variable podrían haber ganado más de 30.000 millones de dólares, probablemente terminando el conjunto del año en más de 250.000 millones de dólares.

Las acciones de Apple aumentaron un 31% en el cuarto trimestre, lo que elevó el valor de las tenencias de Berkshire hasta los 73.000 millones de dólares, asumiendo que la compañía no alteró el número de acciones en cartera del fabricante del iPhone, que en el tercer trimestre de 2019 alcanzaron un total de 248.8 millones de títulos. Apple representa aproximadamente un tercio del portafolio de renta variable de Berkshire.

Berkshire también se benefició en el cuarto trimestre de sus grandes inversiones en entidades financieras como Bank of America, Wells Fargo, American Express, U.S.Bancorp y JPMorgan Chase.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0