Bolsa, mercados y cotizaciones

La fuerte demanda blinda la fortaleza del dólar pese a las rebajas de tipos de la Fed

Foto: Dreamstime
Nueva York

El billete verde mantiene su poderío incluso después de que la Reserva Federal haya implementado tres recortes de tipos de interés desde el pasado julio reduciendo así el precio del dinero en 75 puntos básicos. Tampoco parecen pesar las preocupaciones sobre el doble déficit que caracteriza a la economía estadounidense.

Según el Instituto Internacional de Finanzas (IIF, por sus siglas en inglés) la razón que sigue apoyando la fortaleza del dólar estadounidense están en la fuerte demanda fuera del país, especialmente entre los mercados emergentes, donde la deuda denominada en esta divisa casi se triplica desde los 2,8 billones de dólares en 2009 hasta los 6,1 billones de dólares registrados a mediados de este año.

Los principales contribuyentes de esta demanda han sido las empresas no financieras de país emergentes, donde la deuda en dólares se ha más que duplicado desde 2009, hasta los 2,9 billones dólares. Por su parte, el sector financiero emergente ha visto como el apalancamiento en el billete verde ha aumentado de 1,4 billones de dólares a 2,3 billones de dólares en la última década.

No obstante, el desarrollo de un mercado de bonos soberanos en moneda local ha hecho que los gobiernos de los países emergentes sólo hayan incrementado su deuda "dolarizada" en alrededor de 400.000 millones de dólares desde 2009.

Dicho esto, la demanda extranjera de dólares no se ha limitado a los mercados emergentes. Según las estimaciones del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), la deuda en dólares incurrida por prestatarios no bancarios en mercados desarrollados, sin contar con EEUU, ha crecido en un 80% desde 2009 a un nuevo récord de más de 8 billones de dólares hasta el segundo trimestre 2019.

Los pasivos en dólares de los bancos no estadounidenses han aumentado constantemente desde la crisis, aunque a un ritmo más lento que en los años previos a la hecatombe de las subprime. Según el IIF, los bancos japoneses, chinos y canadienses representan la mayor parte del aumento, ya que su apalancamiento en dólares ha pasado de menos de 10 billones en 2009 a más de 13,5 billones de dólares en la actualidad.

Durante la jornada del lunes, el Índice Dólar cayó hasta los 97,68 desde el cierre de 98 el pasado viernes después de darse a conocer como el presidente de EEUU, Donald Trump, mantuvo un encuentro con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

En un comunicado, la Fed señaló como el mensaje trasladado por Powell a Trump fue consistente con lo ya informado al Congreso la semana pasada. El máximo funcionario del banco centra del país, no se manifestó sobre sus expectativas de política monetaria a futuro, excepto para enfatizar que dependería de los datos, como lo ha hecho en el pasado.

Posteriormente Trump definió el encuentro como "cordial y muy bueno" en un tuit, donde aseguró que ambos abordaron varios asuntos, desde los tipos de interés, los intereses negativos, la baja inflación, la fortaleza de dólar y su efecto en las manufacturaras así como temas comerciales relacionados con China y la Unión Europea.

China se aleja del dólar

Según adelantó el banco ANZ en un informe del que se hizo eco la CNBC, las tensiones comerciales con EEUU hacen que China continúe reduciendo su dependencia de la mayor economía del mundo. Es por ello que estaría alejándose del dólar y aumentando sus tenencias en otras divisas extranjeras.

"La guerra comercial en curso y los problemas geopolíticos han aumentado el riesgo de un desacoplamiento financiero entre China y Estados Unidos", avisó Raymond Yeung, economista jefe para China de ANZ. Yeung consideró que aunque China todavía asigna una gran parte de sus reservas de divisas al dólar estadounidense (alrededor del 59% a junio de 2019) el ritmo de diversificación hacia otras monedas probablemente se acelerará en el futuro.

Desde ANZ aseguran que el gobierno chino ya ha comenzado a diversificar discretamente sus carteras en el extranjero para incluir inversiones alternativas, con un valor aproximado de 1,8 billones de yuanes (256.000 millones de dólares) desde junio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.