Bolsa, mercados y cotizaciones

La guerra al cigarro electrónico no daña las ganancias de BAT

  • EEUU fue el primer mercado de BAT en 2018, de donde obtuvo el 38,8% de sus ingresos
Foto: Getty

Los cigarros electrónicos y el vapeo podrían tener los días contados en EEUU si el presidente Donald Trump cumple su amenaza y se une a la cruzada emprendida por ciudades como San Francisco o estados como Michigan para combatir el aumento de enfermedades pulmonares provocadas por el consumo de cigarrillos electrónicos con sabores.

El saldo de 18 muertos y miles de enfermos a causa de "una misteriosa afección pulmonar" relacionada con el uso de cigarrillos electrónicos, según los datos recogidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU a principios de octubre, ha situado en el centro de las sospechas a Juul Labs, el fabricante más popular de este tipo de dispositivos, participado por Altria.

La crisis de los cigarrillos –que frustró la fusión entre Philip Morris y la propia Altria–también ha puesto en el foco al resto de productos electrónicos de los gigantes del sector donde se encuentra British American Tobacco (BAT), que forma parte del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30, que en el año acumula una rentabilidad del 11%.

Desde Bloomberg Intelligence los expertos Duncan Fox y Kenneth Shea recuerdan que "EEUU es un mercado altamente rentable, por lo que si se prohíben los cigarrillos de sabores –que representan alrededor del 30% de la cuota– podría mellar significativamente el flujo de caja de estas compañías si se implementa rápidamente".

EEUU, su primer mercado

Sin embargo, la británica se sale de la foto sectorial y es la única cuya previsión de beneficio para los próximos tres años escapa de la tijera de los expertos pese a que los productos de nueva generación representaron en 2018 casi un 4% de la facturación de BAT y EEUU fue su primer mercado, de donde obtuvo el 38,8% de sus ingresos. En Europa, Alemania y Francia son sus dos mayores mercados, mientras que en España, la firma tantea la compra del negocio de puros de Tabacalera, valorado en 2.000 millones de euros.

A pesar de la incertidumbre regulatoria tanto para el tabaco tradicional como el electrónico a ambos lados del Atlántico, lo cierto es que en lo que llevamos de año la estimación de ganancias para la firma ha aumentado un 11% para 2019, un 2% para el siguiente, y un 0,5% de cara a 2021 respecto a lo que se esperaba a comienzos de este ejercicio.

Así, su beneficio crecerá un 42% en el trienio respecto a lo reportado en 2018, según el consenso de FactSet. Se trata del mayor crecimiento entre sus comparables frente al 34,5% se espera de Altria y el 28,5% de Philip Morris en el mismo periodo.

Estas perspectivas han sido premiadas por los analistas, que otorgan a BAT la mejor recomendación del sector y un potencial del 30% pese a la subida del 13% de sus títulos en bolsa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0