Materias Primas

El petróleo sube más de un 2,5% y el barril de Brent ya busca los 70 dólares

  • El petróleo de tipo Brent sube alrededor de un 9,5% en lo que va de marzo
  • La AIE anunció la semana pasada que espera un déficit en la oferta
Campos de petróleo en Irak. Foto de Reuters

Los futuros de petróleo suben más de un 2,5% después de que las reservas de crudo en EEUU hayan caído más de lo esperado por el mercado. El barril de Brent cotiza por encima de los 69,2 dólares por unidad, mientras que el de West Texas supera los 65 dólares. Ambos tipos se encuentran en máximos desde febrero.

La debacle de la industria petrolera en Venezuela, la mejora de las expectativas de consumo y el descenso de las reservas de crudo están llevando al oro negro en volandas y en el mes de marzo se ha revalorizado alrededor de un 9,5%.

Caen las reservas

Hoy miércoles, la Agencia de la Energía de EEUU ha publicado que los inventarios se han reducido en 2,6 millones de barriles hasta los 428 millones de barriles. Los expertos habían pronosticado un incremento de las reservas en 2,6 millones de barriles.

Desde el banco alemán Commerzbank aseguran que las amenazas de nuevas sanciones sobre Irán están teniendo un impacto positivo en el precio del crudo.

A esto se suma las previsiones presentadas la semana pasada por la Agencia Internacional de la Energía, que señaló en su informe mensual que la desgracia petrolera de Venezuela puede ser suficiente para crear un déficit en la oferta de petróleo. Este déficit sería vital para reducir el número de inventarios a nivel mundial y empujar hacia arriba los precios del crudo. Los economistas de Commerzbank creen que las alzas que está registrando el petróleo podrían prolongarse durante los próximos días.

En los veinte años transcurridos desde que el ex presidente Chávez llegó al poder, la producción de petróleo se ha reducido a menos de la mitad, hasta 1,5 millones de barriles diarios. Pero lo peor puede estar por llegar: la capacidad se estima que se reducirá en casi 700.000 barriles al día menos en 2023, lo que llevaría a Venezuela a producir menos de un millón de barriles diarios.

Es el reflejo de la lenta muerte que se está viendo en la industria del país. Los bajos niveles de inversión, la falta de maquinaria adecuada, la escasez de personal cualificado y los bajos precios del crudo en los últimos años han sido un desastre para el país, que sin reservas de divisas no puede importar los componentes necesarios para el mantenimiento de la industria.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud