Ecoley

Un cambio en el salario variable exige negociar con los trabajadores

  • Modificar el sistema de pago activa el artículo 41 del ET
Foto: Archivo

El Tribunal Supremo exige acudir al mecanismo del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadorespara modificar las condiciones del sistema de retribución variable. De este modo, la decisión deberá ir precedida de un periodo de consultas con los representantes legales de los trabajadores (ET).

"El nuevo sistema de retribuciones variable por objetivos aplicado unilateralmente por la empresa altera de forma relevante aspectos esenciales del anterior, y por ese motivo constituye una modificación sustancial de las Condiciones de Trabajo que no ha seguido el procedimiento del artículo 41 del ET", señala la sentencia. Alfredo Aspra, socio del área Laboral de Andersen Tax & Legal, apunta que el fallo, de 4 de diciembre de 2018, es especialmente relevante por subrayar las tres características que han de analizarse para que la modificación de una determinada condición laboral pueda considerarse sustancial".

En este sentido, el Supremo entiende que para calificar la sustancialidad de una concreta modificación habrá de ponderarse no solamente la materia sobre la que incida, sino también sus características, y ello desde la triple perspectiva de su importancia cualitativa, de su alcance temporal e incluso de las eventuales compensaciones.

El Tribunal Supremo avala su condición de modificación sustancial "al margen de que pueda considerarse, más o menos precipitada la actuación de los demandantes que no han esperado a constatar los resultados de la aplicación del nuevo sistema, e incluso admitiendo hipotéticamente la tesis de la empresa que sostiene que resultará más beneficioso para la mayoría de los trabajadores".

A juicio del Supremo, "es innegable que estamos ante una variación muy relevante de las condiciones de trabajo, que afecta a un elemento tan importante como es el de la cuantía de las retribuciones de los trabajadores, cuya implementación debería de hacerse con sujeción al procedimiento de negociación y consultas que contempla el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores".

Alfredo Aspra destaca que la sentencia establece la irrelevancia, de cara a seguir el cauce del artículo 41 del ET, que la mofidicación sustancial de las condiciones de trabajo sea más favorable para los trabajadores en comparación con la regulación anterior.

El magistrado Moralo Gallego, ponente de la sentencia, exige la sujeción al citado precepto para que se abra el plazo de consultas "durante el que la empresa pueda exponer y defender las bondades que atribuye al nuevo sistema que ha venido a implementar unilateralmente".

"Tan solo se insiste en destacar que la fórmula para calcular el importe de la retribución variable tiene ciertas particularidades para un resultado más favorable para los trabajadores", concluye el fallo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.