Ecoley

La seguridad jurídica, clave para invertir en Latinoamérica

  • Los expertos avalan las nuevas normas de estos países para fortalecer la entrada de capital y animan al inversor español
Rafael Catalá, durante la inauguración de la jornada

Juristas, diplomáticos e inversores avalan el cambio normativo de los países latinoamericanos para fortalecer la entrada de capital extranjero. En este sentido, apuntan a la seguridad jurídica como la clave principal para lograr que estos países atraigan la atención de los inversores internacionales.

Así lo expusieron ayer durante las primera sesión de las II Jornadas de Seguridad de las Inversiones en Iberoamérica, organizadas por el Consejo General del Notariado. "Se necesitan reglas claras que permitan invertir con todas las garantías y toda la certidumbre", señaló Arkel Benítez, secretario general de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos. "Hay que apostar por compatibilizar la agenda jurídica con el desarrollo social", añadió.

Por su parte, Rebeca Grynspan. secretaria general iberoamericana, destacó que en los países del otro lado del atlántico "hoy hay un Estado de Derecho más fuerte, sistemas democráticos e independencia de los poderes judiciales". El ministro de Justicia, Rafael Catalá, recordó la necesidad de fortalecer la inversión en Latinoamérica. "Así lo hemos hecho con la Ley de Arbitraje", apostilló.

Cruzar el Atlántico

Las empresas españolas invierten en Iberoamérica más de 143.000 millones de euros año, lo que supone el 43 por ciento de la inversión en el exterior, según la Secretaría de Estado de Comercio. "Con España tenemos una conexión cultural y de lenguaje que resulta muy importante a la hora de invertir", aseveró Miguel Calahorrano, embajador de Ecuador en España. "Además, en América Latina no hay países que tengan un 500 por cien de deuda como ocurre en otros lugares, lo que disminuye el riesgo", concluyó.

Antonio Rivas, embajador de Paraguay, explicó que para atraer la inversión "lo mejor es una buena normativa, estabilidad política y económica". Rivas argumentó que el inversor europeo "evita invertir en lugares hostiles". Además, insistió en que Paraguay está reforzando su marco normativo en este sentido. "Tenemos un acuerdo con España desde 1996 y estamos trabajando en otro para evitar la doble imposición", recordó.

Por otro lado, José Marqueño, consejero general de la Unión Internacional del Notariado, destacó la función de sus compañeros notarios a la hora de atraer capital extranjero. "Nuestra función siempre se ha adaptado y ha dado respuesta en cada momento", señaló. "Hemos tenido un pie Europa y otro en América y siempre se ha visto como un hermano al notario americano", añadió.

Para aportar la visión del inversor, en las jornadas participaron representantes de varias empresas españolas con intereses en la zona. "Si no hay seguridad jurídica, la Justicia no vale nada. Lo más importante es conseguirla, luego ya trataremos de ser justos", apuntó Manuel García Cobaleda, secretario del consejo de administración de Gas Natural Unión Fenosa. "Nosotros salimos fuera para llevar la distribución de gas a una ciudad que aún no tenga la infraestructura", concluyó.

Por su parte, Víctor Ballarat, director de desarrollo de negocio del Banco Santander, destacó que el papel del arbitraje para resolver problemas internacionales. Además, subrayó que "tenemos un mercado joven con una democracia espectacular en una de las pocas regiones del mundo que excede tarifa en todos los aspectos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud