Ecoley

El reto de la transformación tecnológica: el 50% de los abogados carecen de equipamiento

  • Solo el 57% de las microempresas aplica medidas de ciberseguridad
Foto: Archivo.

El lanzamiento de MiA, un revolucionario software pensado para ayudar a las empresas a cumplir con la normativa a través de la combinación del Derecho con la Inteligencia Artificial, puede hacer que 2022 sea recordado como el año en el que la abogacía del futuro pasó a convertirse en la abogacía del presente. Esta herramienta, desarrollada por la consultora española ElixTech, vuelve a revelar la urgente necesidad de una nueva adaptación de un sector -el de la prestación de servicios jurídicos- siempre reacio a abordar una transformación digital del todo inevitable.

"El debate de la transformación digital lleva presente en el sector de la abogacía desde hace muchos años. No solo en lo que se refiere al manejo de herramientas tecnológicas, sino, sobretodo, a la forma de prestar los servicios jurídicos", recuerda Francisco Pérez Bes, Socio de Derecho Digital en Ecix Group y uno de los fundadores de la asociación de Expertos Nacionales de la Abogacía TIC (ENATIC), organización que este año cumplirá su décimo aniversario.

"Los colegios deben fomentar la adopción de las nuevas tecnologías", apunta Pérez Bes

"Mientras llega la tan deseada verdadera transformación digital de la Justicia, en la que todos los agentes jurídicos debemos colaborar, los abogados también podemos trabajar en una transformación digital más pequeña, más cercana, pero no por ello menos importante: la transformación digital de nuestros despachos", señaló hace unos meses la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega.

Sin embargo, esta esperada transformación no ha tenido lugar en el grado deseado. En el informe Análisis del grado de implantación de la tecnología en el ejercicio de la profesión, publicado el año pasado, el 50% de los abogados entrevistados declaraba no disponer de tecnologías avanzadas para la realización de su actividad diaria. Tres de cada cuatro abogados afirmaban, al hablar de visión de futuro, que la tecnología debía ser la palanca para ganar eficiencia y prestar un mejor servicio. En cuanto al principal motivo que se cita en el informe como barrera para lograr una verdadera transformación digital en la profesión, un 88% de los encuestados identificaba al cambio cultural que para los abogados y los despachos supone la tecnología.

En clave de rentabilidad, el informe The future ready lawyer 2021 aportaba unos datos que confirman el impacto positivo que tiene la transformación digital en la operativa del negocio. En particular, señala que el 47% de los abogados líderes en tecnología informaron de que su rentabilidad había aumentado durante el último año, en comparación con el 13% de las organizaciones en retraso tecnológico.

Los datos extraídos del informe Tecnología + sociedad en España, publicado por el Ontsi el mes pasado refleja la existencia de una brecha de digitalización entre pymes y grandes empresas y microempresas de 15 puntos.

De entre estos datos, destaca la ciberseguridad. Solo el 57% de las microempresas habían aplicado en 2019 alguna medida de seguridad tecnológica, si bien en 2020 este dato subió al 70%. Durante la pandemia y, especialmente, con el teletrabajo, la importancia de la ciberseguridad se convirtió en una necesidad.

"La abogacía es una profesión que sabe adaptarse a los nuevos tiempos, aunque es importante que desde las instituciones colegiales se fomente la adopción de nuevas herramientas tecnológicas, y se promueva la adaptación del Derecho a las nuevas realidades digitales, reforzando la seguridad de la información que se custodia en los despachos bajo la obligación deontológica de secreto profesional", señala Pérez Bes, quien conoce bien esta problemática tras haber impulsado la ciberseguridad de la abogacía desde su puesto de Secretario General en el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE).

De cara al futuro más cercano, el próximo 24 de febrero el Consejo General de la Abogacía Española elegirá a diez de sus Consejeros, una oportunidad para incorporar algún perfil tecnológico que pueda ayudar a este colectivo a seguir avanzando en una transformación digital que, de no abordarse adecuadamente, podría consolidar una brecha, esta vez, insalvable.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin