Ecoley

El cambio de residencia para tributar menos va en aumento, según los asesores fiscales

  • El 86,5% cree que la Agencia Tributaria no se adapta al mundo de la empresa
Foto: Dreamstime
Madrid

Un 68% de los asesores fiscales considera que el cambio de residencia fiscal de personas físicas por motivos tributarios hacia otros países va en aumento, que se está convirtiendo en tendencia, lo mismo que ocurre con los cambios de residencia fiscal entre comunidades autónomas, según un 67,9% de los profesionales de la asesoría fiscal.

Así, lo recoge el informe, elaborado por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf), el Consejo General de Economistas, bajo el título: La opinión de los economistas asesores fiscales sobre nuestro sistema tributario. Pero la tendencia va más allá de los simples cambios de residencia, puesto que un 50% de los entrevistados reconoce que cuando se producen, estos cambios hacia otros países u otras comunidades autónomas (55,4%), estos son mayoritariamente ficticios.

Diferencias entre territorios

Un 87,3% estima que las diferencias en la normativa de los impuestos que se pagan en cada comunidad autónoma provocan cambios, reales o ficticios, en la residencia fiscal de las personas. Y un 62% considera que no se pueden mantener diferencias sustanciales en el nivel de presión fiscal entre territorios.

A este respecto, el presidente del Reaf, Agustín Fernández, a la vista de los resultados de la encuesta estima que "cuando se establecen diferencias tributarias entre comunidades autónomas no se debe perder de vista que pueden motivar cambios de residencia".

Junto a su experiencia como asesores fiscales, de los 900 profesionales encuestados un 57,7%, señala que en sus despachos se ha incrementado el número de consultas para cambiar la residencia fiscal ha aumentado.

Un porcentaje elevadísimo de los asesores fiscales (86,5%) reconoce que la Agencia Tributaria no se adapta al mundo de la empresa y de los contribuyentes, en general y en un 96,1% estiman que en los procedimientos de gestión e inspección de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (Aeat) predominan criterios recaudatorios sobre los de justicia tributaria.

Agencia estatal y de las CCAA

Los profesionales son críticos con el sistema fiscal, y piensan que no mejora con el tiempo. Se aprecia un incremento de la dureza, especialmente en actuaciones de comprobación por los órganos de gestión tributaria y, sobre todo, en el caso de la Aeat.

Cerca del 50% señala que se han endurecido las actuaciones de gestión y, tan solo un 27,8% cree que también lo han hecho las de inspección, mientras que un 20%, tan solo, reconoce el esfuerzo por facilitar el cumplimiento de las obligaciones.

El 95% de los entrevistados dice que la redacción de la normativa es deficiente

Menos unanimidad en las respuestas al Consejo General de Economistas hay al abordar la conveniencia de que se mantenga la distribución actual de responsabilidades entre la Agencia Tributaria y las comunidades autónomas. Asesores y contribuyentes prefieren un interlocutor único en la aplicación de los tributos, por lo que valoran positivamente la integración de Administraciones tributarias.

Apelando a su experiencia, el 43,7% de los asesores fiscales encuestados cree que no se tendría que modificar, frente a un 57,5% que se muestra convencido de la necesidad de modificar la actual distribución.

Esta diferencia es más pequeña entre quienes consideran que la Agencia Tributaria estatal tendría que ser la única administración tributaria asumiendo las competencias de las administraciones autonómicas (49,3%) y quienes rechazan esta idea.

Mayor aceptación, sin embargo, encuentra la idea de que tendría que haber una única administración tributaria integrada por el Estado y las CCAA (62,4%) frente a quienes refutan esta opción (33,9%).

Complejidad del sistema

La complejidad del sistema tributario se produce, fundamentalmente, por modificaciones normativas, por cambios de criterio administrativo, por tratamientos especiales y por la deficiente redacción de las normas. Cerca del 95% de los entrevistados responde que existe una deficiente redacción de la normativa por parte del legislador, que hay una modificación continua de la normativa, que genera. Piensan, por otra parte, que la pandemia afecta negativamente a las empresas al poder perder beneficios fiscales ya aplicados.

A la vista de estos resultados, el presidente del Reaf explica la necesidad de mejorar la aplicación de los tributos intensificando la clarificación rápida de los criterios administrativos y jurisprudenciales, así como simplificar y unificar la aplicación de los tributos entre Administraciones autonómicas a nivel práctico, por ejemplo, en cuanto a plataformas y presentación de modelos. Al tiempo que concluye que las Administraciones tributarias deben hacer un esfuerzo por personalizar y mejorar la interrelación en las comprobaciones tributarias, en especial por sus órganos gestores.

Finalmente, los profesionales de la asesoría fiscal consideran en esta encuesta que la reducción de sanciones por conformidad y pronto pago se percibe como algo positivo por los contribuyentes que acuden a sus despachos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 9

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

ACCIÓN------->REACCIÓN

Y cuando impongan la IGUALDAD DE TRIBUTACIÓN, en todas las Comunidades Autónomas...( País Vasco me gustará verlo, con sus Fueros). Pues entonces, el "CAMBIO DE RESIDENCIA" se hará a Países Europeos, con los que existe total LIBERTAD DE CAMBIO DE RESIDENCIA, CIRCULACIÓN DE CAPITALES...( Maastricht ).

Pongan ustedes IMPUESTOS HOMOGÉNEOS en la U.E. y sobre todo..... NO CREEN, NI IMPONGAN IMPUESTOS QUE NO EXISTEN EN NINGÚN PAÍS EUROPEO, COMO ES EL IMPUESTO "EXTRAORDINARIO" jajaja.... SOBRE EL PATRIMONIO.

Impuesto que hace no solo "DESLOCALIZARSE" a los contribuyentes con grandes Patrimonios, si no.... y lo que es la mas de ESTÚPIDO, que residan y lleguen CAPITALES Y PATRIMONIOS FORÁNEOS, a establecerse en España, con lo que se pierde por otros conceptos, MUCHÍSIMO MÁS, que lo que se pretende recaudar con un impuesto que al final esos capitales nunca pagarán, pues no llegarán a establecerse.

¡¡ DE TONTOS !!

Puntuación 75
#1
Manolo
A Favor
En Contra

Aquí me voy a quedar. Estamos tontos?. Tal vez la pretensión es que se vayan los que producen para que se queden los que no. Éstos se convierten en dependientes del Estado y los mantienen con sus votos. Así se genera un país obediente, de estómagos agradecidos, pero... empobrecidos.

Puntuación 55
#2
Nos están robando..
A Favor
En Contra

..y a manos llenas!!

Puntuación 35
#3
Lógico
A Favor
En Contra

Normal, el que tiene dinero huye del estado dictatorial de terror que han implantado los funcionarios en España.

En cualquier país del mundo el inútil ocupa puestos de poca relevancia y sería impensable que un funcionario fuese ocupado por una ameba que después de estudiar la carrera sólo se ha dedicado a engüerar libros sin adquirir ninguna experiencia ni saber cómo funcionan las empresas. Aquí no sólo concedemos los puestos mejor pagados a esas amebas parasitarias que sólo son capaces de encontrar trabajo en una oposición, ya que ninguna empresa los quiere. Aquí encima mandan, y están llenos de rencor porque son unos fracasados llenos de odio que van contra aquellos que sí trabajan, sí producen y no tuvieron que desperdiciar varios años de su vida en meterse en un cuarto porque las empresas los contrataba. Esa gente llena de rencor y odio y que no sirve para ninguna empresa es la que ha implantado el terrorismo fiscal y administrativo que padecemos en España. Y el que puede se marcha a Estados de derecho donde sus políticos y funcionarios son gente que sirve.

Puntuación 68
#4
Andy
A Favor
En Contra

trabajo remoto + sin hipoteca + sin hijos = libertad

Puntuación 11
#5
Luis
A Favor
En Contra

Si la normativa fuera justa y el dinero se gestionase bien la gente no se iría.

Puntuación 19
#6
VIO
A Favor
En Contra

El sistema tributario es claramente confiscatorio ya que el personal de Hacienda se reparte un plus de productividad o rapel a fin de año en función de la recaudación total. Hay un dato interesante a este respecto: cuando se jubilan los funcionarios de Hacienda. Generalmente aguantan hasta los 70 años, ya que es un trabajo cómodo y muy bien retribuido, pero un señor que cumpla 70 años en junio tras más de 30 en activo recibe un bono de 600 euros por permanencia continuada en activo, pero como ya no alcanza a recibir el rapel de ese año que se hará en la próxima navidad, prefiere jubilarse apenas unos días después de haber recibido el plus del año en curso. Unos meses más de trabajo no le merecen la pena por 600 euros, y prefieren jubilarse tras cobrar su parte alícuota de la recaudación obtenida por el conjunto de funcionarios. Después se quejan sindicalistas, o desde el Ministerio del Paro o de Economía que el tejido empresarial español en ínfimo o que hay un paro estructural cercano al 20%, etc., pero las distintas Agencias Tributarias amparadas en el robo legal que les proporcionan leyes injustas y abusivas son directamente culpables del deterioro del tejido empresarial español, que dicho sea de paso, les trae sin cuidado. Los funcionarios van a lo suyo, a trincar y a repartir por Navidad. Ya se encargan solapadamente de promulgar estas leyes confiscatorias de las que tan acertadamente hacen uso para sus intereses. Resultado: Hacienda nos roba.

Puntuación 16
#7
Os tenéis que ir.
A Favor
En Contra

Jóvenes españoles: aprended bien inglés y alemán y marcháos a vivir a centroeuropa; volvéis a España solo de vacaciones y fines de semana. España está agonizando, los comunistas la están destruyendo con los fondos de la tonta de Von der Layen y la idiota de Lagarde. Yo me fuí hace 36 años, lo mejor que pude hacer.

Puntuación 2
#8
Jhon
A Favor
En Contra

Hombre, si a uno que vive en Cataluña le toca una Euromillones, de seguro que se va cagando leches a vivir a Madrid. Pues con el dinero que se ahorra del Impuesto sobre Patrimonio puede comprarse una gran mansión en la capital. consumir a tope y vivir muchísimo mejor. ¡Y eso es trabajo para los madrileños (construcción, restauración, comunicaciones, etc., etc.

Si uno paga a la hora de cobrar el premio y, posteriormente, paga el irpf sobre los intereses o dividendos de sus inversiones, ¿por qué ha de pagar el Impuesto sobre Patrimonio?.

En Madrid, a diferencia de Cataluña y otras comunidades autónomas, tienen un Gobierno inteligente.

En fin, para que seguir.

Puntuación 0
#9