Legal

Registradores y Economistas presentan una Guía de buenas prácticas para elaborar información no financiera y de sostenibilidad

  • Las normas comunitarias de sostenibilidad estarán listas en 2023
Un momento del acto de presentación de la Guía. eE

Registradores y Economistas han presentado hoy una Guía de buenas prácticas para la elaboración del Estado de Información No Financiera o en materia de sostenibilidad, que tiene por objeto servir de ayuda a la elaboración, verificación y depósito del Estado de Información No Financiera (EINF).

En España, la obligatoriedad de presentar el EINF se establece en la Ley 11/2018 respetando, en todo caso, los requisitos recogidos en la Directiva 2014/95/UE.

Sin embargo, si bien la presentación de estados financieros cuenta con un amplio bagaje, la información en materia de sostenibilidad no tanto, puesto que se trata del ámbito de empresas no cotizadas y con una dimensión no muy grande.

Las normas europeas relativas a sostenibilidad se encuentran, ahora, en un proceso de revisión y desarrollo que prevé su aplicación, en principio, a lo largo del año 2023, de manera que la información en materia de sostenibilidad, sigue unos estándares comunes, tendrá que presentarse con base en lo dispuesto en tales normas en el año 2024.

Mejores estándares

La decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, ha señalado que "el objetivo de esta guía es mostrar los mejores estándares en relación con una obligación legal, la prevista en la Ley 11/2018, sobre información no financiera o de sostenibilidad, esta es la denominación última resultante cuya estandarización y homogeneización es un proceso imparable".

María Emilia Adán ha subrayado que el compromiso del Colegio de Registradores con iniciativas divulgativas, afirmando que "no es la primera vez que la Institución que represento, desarrolla instrumentos pedagógicos sobre determinadas cuestiones de trascendental relevancia, así este mismo año presentamos una guía de buenas prácticas en materia de protección de datos que ha sido galardonada por la AEPD con el premio institucional 2022".

La directora de Responsabilidad Social Corporativa del Colegio de Registradores, Dulce Calvo, se ha referido a la aportación de la institución Registral en materia de información y sostenibilidad: "el Colegio de Registradores tiene en la información no financiera o de sostenibilidad, depositada por determinadas sociedades junto a sus cuentas anuales, una nueva esperanza de información y publicidad que sea espejo de las mejores prácticas para cualquier sociedad o persona jurídica que quiera imitar los mejores estándares".

Difusión efectiva

Francisco Gracia, presidente de Economistas Contables (EC) –órgano especializado del Consejo General de Economistas en materia de información financiera y no financiera– "si bien la elaboración y el contenido de las cuentas anuales por las empresas, tal como lo conocemos hoy, cuenta con un amplio bagaje, los nuevos informes de sostenibilidad no tanto y es por ello que las corporaciones de derecho público debemos hacer un esfuerzo mayor en estos momentos para que las técnicas y las buenas prácticas sobre la elaboración se difundan de manera efectiva entre las empresas".

Según Gracia, "lo cierto es que estamos ante un verdadero cambio de paradigma, quizás el mayor al que se ha enfrentado la actividad profesional en los últimos años. La contabilidad y las necesidades de las empresas están en continuo cambio y los economistas debemos readaptar nuestros servicios para tratar de ser útiles".

Líneas generales de contenido

En términos generales, el EINF debe incluir: una breve descripción de modelo de negocio (con el entorno empresarial, organización y estructura, mercados en los que opera, objetivos y estrategias, y los principales factores y tendencias que pueden afectar su futura evolución). Además, es preciso describir las políticas que se aplican respecto a dichas cuestiones.

En la misma línea, se deben hacer constar los resultados de esas políticas, debiendo incluir indicadores clave de resultados no financieros pertinentes que permitan el seguimiento y evaluación de los progresos y que favorezcan la comparabilidad entre sociedades y sectores, de acuerdo con los marcos nacionales, europeos o internacionales de referencia utilizados para cada materia. No menos importancia se le debe dar a la descripción de los principales riesgos relacionados con estas cuestiones.

Por otra parte, han de constar en el Informe los indicadores clave de resultados no financieros que sean pertinentes respecto a la actividad empresarial concreta, y que cumplan con los criterios de comparabilidad, materialidad, relevancia y fiabilidad, cumpliendo las directrices de la Comisión Europea en esta materia y los estándares de Global Reporting Initiative.

Finalmente, el EINF incluirá información más significativa sobre cuestiones medioambientales, cuestiones sociales y relativas al personal y de gobernanza.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.