Las finanzas, claras. En colaboración con Santander
Las finanzas, claras

¿Quieres emprender un negocio? Estos son los mejores canales de financiación para hacerlo

  • No se puede obviar la necesidad de financiación a largo plazo y la importancia del plan financiero a la hora de generar un modelo de negocio con éxito

Tener espíritu emprendedor es ser capaz de desarrollar una idea y ponerla en marcha para aportar un valor a la sociedad.

Recientemente, el 16 de abril, se celebró el Día Mundial del Emprendimiento. Los datos avalan que el ecosistema español de emprendimiento está en pleno auge. Según el informe Spanish Tech Ecosystem, elaborado por Dealroom, en los últimos seis años ha quintuplicado su valor, alcanzando los 46.000 millones de euros en 2021. Y ha seguido creciendo a pesar de la pandemia y de la crisis generada en torno a ella: en el primer semestre del pasado año, el Instituto Nacional de Estadística (INE) apunta un incremento interanual del 57% en la creación de empresas.

Iniciativa y determinación

Begoña Casas, profesora de Economía y Empresa de la Universidad Europea, remarca que "el emprendimiento es algo propio del ser humano, que forma parte de nuestra naturaleza". Una persona emprendedora posee iniciativa y determinación para llevar a cabo acciones "que a menudo presentan dificultades o conllevan riesgo". Menciona rasgos que comparten los emprendedores como el de la voluntad y el de la proactividad.

Por supuesto, es primordial la capacidad de convicción. En sus clases, en las que fomentan la vocación y la iniciativa emprendedoras, enseña a sus alumnos a generar y, posteriormente proteger, una idea de negocio. También el resto del ciclo; cómo sería un modelo de negocio, cómo pones nombre de empresa, cómo haces el análisis financiero, cómo desarrollas el plan de operaciones, cómo desarrollas un plan de marketing.

No se puede obviar la necesidad de financiación a largo plazo y la importancia del plan financiero. Casas comenta que la Ley del Emprendimiento ayuda a crear un marco. Por otro lado, está la capacidad del emprendedor de recurrir a sus ahorros y a su entorno; a su familia, a sus amigos y a "los locos que te apoyan". Se conoce como las tres efes por friends, family and fools. "Están invirtiendo en ti cuando nadie sabe cómo va a funcionar realmente tu modelo de negocio", afirma.

Cuando el modelo de negocio va creciendo, hay otros canales a los que acudir. Los Business Angels, o inversores privados, son "benefactores que, por lo general, suelen brindar este apoyo de manera desinteresada". Suelen ser grandes filántropos que desean contribuir al desarrollo de modelos de negocio. A veces, lo que sí piden es entrar en su momento en el capital de la compañía.

"Un business plan bien hecho también te garantiza que tú puedas levantar esos fondos"

Si la empresa sigue creciendo, se pasaría a rondas de financiación pre-seed (pre-semilla) y seed (semilla). Casas expone que, a partir de ahí, si continúa su incremento, hay otras opciones como solicitar préstamos o dirigirse a fondos de inversión. Igualmente, se puede acudir a una aceleradora, si eres una startup. Si bien, no todas gestionan directamente la financiación, aunque ayudan a desarrollar el business plan.

Este es primordial para el asentamiento del proyecto. Técnicamente tiene su dificultad. Imprescindibles son el plan de inversiones, el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y el presupuesto de caja. "Un business plan bien hecho te garantiza también que tú puedas levantar esos fondos", subraya.

Se examinarán la solidez de las cuentas. Es decir, sólo te van a financiar si tú les convences con tu modelo de negocio, tu idea creativa y si estiman que es rentable. Otro factor a estudio es el tipo de personas que están formando los proyectos. Casas recomienda a sus estudiantes que, como suelen ser jóvenes, inviten al equipo promotor a personas con experiencia, ya sea como asesores externos o como parte de la directiva.

Hay bancos que están concediendo préstamos al lanzamiento de modelos de negocio. Del mismo modo, están los grandes fondos. Otra alternativa, "que es muy interesante", que es acudir a "los grandes centros de financiación y a las grandes rondas de financiación del mundo". Silicon Valley o Abu Dabi son algunos de ellos. En España, destacan Madrid y Barcelona, aunque Valencia es importante. Son sobre todo para los modelos de negocio que despuntan y que necesitan levantar fondos en un volumen importante para internacionalizarse o diversificarse. Twitter o Facebook han seguido este tipo de canales de financiación comentados.

Cuando se va a emprender, se necesitan cuentas y productos financieros que se adapten a las condiciones de los emprendedores. El Fondo Smart, de Banco Santander, es un producto que acompaña financieramente a empresas y pymes que crecen de forma sostenible. Ofrece a estas financiación a largo plazo y con carencia para acometer proyectos estratégicos de crecimiento, sostenibilidad, innovación, digitalización y generación de empleo.

La formación, en este escenario, también es primordial. Por ello, el Santander también impulsa diversos programas bajo el paraguas de Santander X, su ecosistema de emprendimiento.

* Ofrecido por Banco Santander

REALIZADO POR ECOBRANDS

Este contenido ha sido elaborado por EcoBrands, unidad Branded Content de elEconomista.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin