Inversión sostenible y ESG

Bank of America: tres de cada 10 dólares en flujos a renta variable se dirigen a la inversión ESG

  • España es uno de los países que más gastan en relación al PIB
Imagen: iStock

La inversión responsable sigue marcando el paso en los mercados. Según un informe publicado este miércoles por Bank of America, 3 de cada 10 dólares de  flujos de entrada en la renta variable mundial se han destinado a la inversión en base a criterios ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG) en lo que va de año.

En lo que respecta a la renta fija global, uno de cada 10 dólares se han dirigido a este tipo de productos. Desde la entidad también destacan que los activos bajo gestión en fondos ESG están creciendo tres veces más rápido que los no ESG, y ponen de relieve que el 55% de los fondos temáticos relacionados con el clima y el 70% de los fondos ESG todavía no están alineados con los objetivos del Acuerdo de París.

España, líder 'verde'

España es uno de los países que más están aprovechando la pandemia de Covid-19 para beneficiarse de una recuperación verde. Así se desprende de un estudio de Lombard Odier y la Universidad de Oxford, presentado este miércoles en el marco de la COP26 de Glasgow. El informe identifica qué países se están especializando en industrias verdes de alto crecimiento, y sacando más partido de la crisis del coronavirus para captar cuota de mercado en este campo.

Según explica Michael Urban, analista senior de sostenibilidad de Lombard Odier AM, "si se considera el gasto en recuperación verde como porcentaje del PIB, España es uno de los países que más gastan". Y forma parte "de un selecto grupo de países que ocupan un lugar destacado" dentro de su Índice de Complejidad Verde, un indicador que mide el número y la complejidad de los productos verdes que un país ha exportado de forma competitiva. Entre las categorías de productos analizadas en el estudio se encuentran la energía renovable, las tecnologías energéticas o la captura de carbono.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.