Inversión sostenible y ESG

Evergrande 'suspende' en los criterios de la inversión ESG

  • Las calificaciones que recibe de los evaluadores de sostenibilidad son bajas...
  • ...especialmente en buen gobierno corporativo y en emisiones nocivas

El gigante chino Evergrande, que está poniendo en jaque a los mercados por enfrentarse a un elevado riesgo de quiebra, no es precisamente un alumno aventajado en sostenibilidad. El grupo inmobiliario suspende casi todos los exámenes sobre aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). Consulte más artículos sobre sostenibilidad en elEconomista Inversión sostenible y ESG.

El rating ESG que le otorga MSCI es el peor posible, una triple C. También obtiene la nota más baja entre las que concede CDP (Carbon Disclosure Project, que evalúa el compromiso de las compañías con la lucha contra el cambio climático), un 0. Y saca un 10 en la evaluación que realiza ISS (Institutional Shareholders Services) de su gobierno corporativo, con la particularidad de que un 10, para este proveedor, es la peor calificación

Tampoco aprueba Evergrande por su transparencia a la hora de facilitar datos de sostenibilidad: Bloomberg le da un 39,7 sobre 100 en su ESG Disclosure Score. El único proveedor de datos que no le concede una nota tan negativa es S&P Global, que en su ranking ESG le otorga un 62 de 100. 

Por poner estos datos en contexto, solo una empresa del Ibex 35 (PharmaMar) puntúa tan mal como Evergrande en cuanto a la información relativa al cambio climático (ese 0 de CDP implica que no reportan dato alguno); solo dos sacan peor nota en transparencia (son Sabadell y Solaria); y ni una sola empresa del índice español obtiene un dato tan bajo en gobernanza (un 10).

"Marcarse unos objetivos de reducción de emisiones, contar con un consejo independiente... hace a las organizaciones más robustas", explica Lluís Peralta, gestor de GVC Gaesco

Precisamente la gobernanza es considerada por la mayor parte de los expertos como la pata más relevante del ESG, ya que impregna todas las decisiones de la compañía. En palabras de Fernando Delgado, director de Inversiones en el Instituto Español de Inversión Responsable: "Dentro del ESG, la gobernanza es el primer escalón. Ya era básica antes de que la inversión responsable se pusiera de moda". En el caso de Evergrande, "todas las red flags se las han saltado, en 2020 S&P ya avisó de los problemas de liquidez que podía sufrir".

Una inversión más resiliente

Diversos estudios han demostrado que la inversión sostenible es menos volátil en casos de crash. Valores como Evergrande no formarían parte de una cartera que realmente invierta en base a criterios ESG. "¿Por qué es más resiliente un análisis que tiene en cuenta los factores ESG? Sencillamente porque, además de los factores financieros tradicionales incorpora los extrafinancieros, de modo que se trata de un análisis más completo, que permite apreciar riesgos que, de otra forma, no se hubiesen detectado", añade Delgado. 

Por su parte, Lluís Peralta, gestor de fondos en GVC Gaesco, señala que la ESG "aporta un extra de calidad en las empresas. Calcular las emisiones de CO2 y marcarse unos objetivos de reducción, tener un consejo diversificado e independiente... implica que el management incluya en la estrategia factores más allá del puro beneficio, lo cual a su vez las hace organizaciones más robustas. Dentro del mismo sector,  AvalonBay, por ejemplo, tiene objetivos de reducción de CO2 con SBTi [la Science Based Targets Initiative], y LEG Immobilien ha empezado a reportar a CDP". Evergrande no reporta a CDP, y la información ESG de su página web es escueta y no está actualizada. "No creo que se pueda decir que protege ante shocks, pero sí es posible afirmar que la ESG ayuda a incrementar la calidad de la cartera de inversión", resume Peralta.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin