Internacional

Howard Schultz: expresidente de Starbucks, posible rival de Trump en las elecciones y 'tormento' de los demócratas

  • "Competiré como independiente centrista, fuera del sistema de dos partidos"
  • Schultz considera que el Partido Demócrata ha girado demasiado a la izquierda
  • Los demócratas temen que su candidatura divida los votos y gane Trump
Howard Schultz, cuando aún era presidente de Starbucks. Foto: Reuters

Howard Schultz, el expresidente de Starbucks, ha anunciado que se está planteando "seriamente" presentarse a las próximas elecciones de EEUU, que se celebrarán en 2020. El anuncio de su candidatura ha sido recibido con recelo por los demócratas pese a que el magnate se define como "un demócrata de toda la vida". El motivo es que Schultz, si finalmente se lanza a la carrera hacia la Presidencia, lo hará como candidato independiente, y el Partido Demócrata teme que esta decisión acabe 'quitándole' votos.

"Competiré como independiente centrista, fuera del sistema de dos partidos", fueron las palabras de Schultz, de 65 años, en una entrevista concedida a la CBS. El empresario ha tomado esta decisión porque, entre otras cosas, considera que los demócratas no están haciendo lo suficiente para frenar a Donald Trump, actual presidente de EEUU, en un momento de fragilidad para el país.

Pero no es el único motivo. Schultz ha confesado que el Partido Demócrata ha girado demasiado a la izquierda y ha comparado algunas de las políticas que defiende el partido con el ansiado muro de Trump: "Cuando oigo a la gente hablar de universidad gratis pagada por el Gobierno y sanidad gratis pagada por el Gobierno, sumado a una deuda de 21 billones de dólares, la cuestión es: ¿cómo lo pagamos sin llevar al país a la bancarrota? Estas promesas son tan falsas como la del muro".

Pese a que Schultz se ve con posibilidades de derrotar a Trump, al que considera "poco cualificado para el cargo", la noticia ha caído como un jarro de agua fría sobre los demócratas, quienes consideran que el voto de la izquierda se fragmentará, propiciando que Trump vuelva a hacerse con el poder.

Los candidatos independientes en EEUU no suelen tener probabilidades reales de triunfo en las elecciones presidenciales. Los demócratas creen que el multimillonario ultra conservador Ross Perot (que fundó el Partido de la Reforma) propició que el republicano George H.W. Bush entregara la presidencia al demócrata Bill Clinton en 1992. También culpan a Ralph Nader, del Partido Verde, de restarle votos al demócrata Al Gore en las elecciones del 2000, permitiendo que el republicano George W. Bush se convirtiera en presidente.

En cualquier caso, el empresario estadounidense ha anunciado que ya ha comenzado los trámites requeridos para poder participar en las elecciones presidenciales de 2020. Schultz planea recorrer el país durante los próximos tres meses antes de hacer un anuncio formal.

Howard Schultz, el hombre que convirtió a Starbucks en un gigante global

Howard Schultz nació el 19 de julio de 1953 y creció en un barrio de clase trabajadora en la ciudad de Nueva York, pero hizo su fortuna en el estado de Washington, donde se mudó en la década de 1980 y convirtió a Starbucks en un gigante global.

Fue CEO de Starbucks desde 1986 hasta 2000 y nuevamente desde 2008 hasta 2017, así como presidente ejecutivo desde 2017 hasta 2018. Anteriormente, fue propietario de Seattle SuperSonics y fue miembro de la Junta Directiva de Square, Inc. En 1998, Schultz fundó Maveron, un grupo de inversión, junto a Dan Levitan. Forbes lo nombró en 2016 como la 232ª persona más rica de EEUU.

No es la primera vez que el nombre de Schultz aparece entre posibles candidatos de las elecciones del país. En 2012, hizo las primeras declaraciones públicas que llevaron a la especulación de la prensa. En una carta abierta publicada en varios periódicos, pidió a los empleados de Starbucks que escribieran "Come together" en todos los vasos para alentar al gobierno a que trabajara unido.

También se especuló con la posibilidad de que se presentara a las elecciones presidenciales de 2016, aunque lo desmintió en un artículo de opinión escrito en The New York Times en agosto de 2015: "A pesar del estímulo, no tengo ninguna intención de entrar en la contienda presidencial. No he terminado de servir en Starbucks ". Todo parece indicar que esta vez podría ser la definitiva.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin