Internacional

La segunda autopsia del hombre negro muerto en EEUU contradice la versión oficial y asegura que murió asfixiado

  • Trump pide "arrestar a los manifestantes y encarcelarlos 10 años"
Imagen del arresto de George Floyd. Foto: Archivo

La autopsia encargada por la familia de George Floyd, el afroamericano muerto durante una detención policial el pasado 25 de mayo en Mineápolis que desató las multitudinarias protestas que sacuden EEUU, concluye que el hombre, de 46 años de edad, murió de asfixia en el lugar de la detención.

Esta afirmación contradice la versión policial y se basa en una autopsia privada realizada a petición de la familia. La asfixia según esta fuente fue provocada por una compresión continuada del cuello y la espalda que provocaron una falta de riego sanguíneo al cerebro, según ha explicado en rueda de prensa un abogado de la familia, Ben Crump, y recoge la prensa estadounidense.

La doctora Allecia Wilson, responsable de esta nueva autopsia describe como "homicidio" las formas de la muerte de Floyd. Crump ha subrayado que Floyd estaba "muerto en el lugar" de la detención.

"La ambulancia fue su coche fúnebre", ha afirmado Crump. "Los policías fueron los causantes de la muerte", ha remachado otro abogado de la familia, Antonio Romanucci, que ha denunciado "fallos graves y sistémicos en la Policía de Mineápolis".

Crump ha demandado además la detención de todos los policías implicados en la detención que provocó la muerte de Floyd y que se acuse de asesinato en primer grado al agente Derek Chauvin, quien presionó con la rodilla el cuello de Floyd contra el cuello durante casi nueve minutos, según el vídeo de los hechos publicado en redes sociales. Floyd logró decir antes de perder el conocimiento la frase "no puedo respirar", convertida en un símbolo de las protestas.

El forense del condado de Hennepin no halló "ningún indicio físico que apoye un diagnóstico de asfixia traumática ni estrangulación", según el pliego de cargos publicado por la Fiscalía del condado de Hennepin tras el arresto de Chauvin, que está imputado por homicidio en tercer grado.

Trump pide "no dar cuartel"

Esta tarde, en una teleconferencia con los gobernadores de los 50 estados del país, el presidente de EEUU, Donald Trump, les acusó de "ser unos tontos" y exigió "no dar cuartel a los manifestantes". "Hay que dominar las calles, si no estáis perdiendo el tiempo, vais a parecer una panda de estúpidos", dijo Trump, en un tono muy furioso.

El presidente dijo que estaba dispuesto a mandar al ejército y exigió "hacer arrestos". "Hay que arrestar a la gente, juzgarlos, meterlos en la cárcel 10 años. Veréis como así no vuelven", pidió el mandatario. Numerosos gobernadores demócratas le acusaron de "usar lenguaje incendiario" y el senador por Massachussetts Ed Markley dijo que "el presidente es escoria por animar a la violencia racial y al odio".

66.700 soldados movilizados

La Guardia Nacional ha movilizado a unos 66.700 soldados en todo el país para la respuesta a los disturbios ocurridos durante las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd durante una detención policial.

De ese número, más de 17.000 están ya desplegados en apoyo a las fuerzas de seguridad estatales y locales para evitar disturbios, es decir, el equivalente a las tropas desplegadas en estos momentos en Irak Siria y Afganistán.

Esta cifra se suma a la de los 45.000 miembros de la Guardia Nacional destinados a misiones relacionadas con la lucha contra el coronavirus en los 50 estados, tres territorios y el distrito de Columbia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin