Internacional

Trump amenaza la protección de las tecnológicas frente a demandas por alojar contenidos ilegales

  • Tanto demócratas como republicanos están contra ella, por motivos distintos
Donald Trump. Foto: Reuters

Amenaza cumplida. El presidente de EEUU, Donald Trump, firmó este jueves una orden ejecutiva que reduce las protecciones de la polémica "Sección 230". Este artículo protege a las compañías de internet frente a denuncias por el contenido que suben sus usuarios y les permite actuar como moderadores y borrar los mensajes que consideren ilegales. Una retribución por la decisión de Twitter de añadir un 'fact check' a un mensaje en el que el presidente lanzaba falsedades sobre el voto por correo.

La Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, en concreto, fue diseñada para evitar que las compañías cuyo modelo de negocio es dejar que los usuarios suban sus propios contenidos no puedan ser denunciados por ellos. A cambio, les permite y obliga a moderar y borrar todos los contenidos que sean peligrosos o ilegales.

En su firma, el presidente dijo que ese acto "defenderá la libertad de expresión de uno de sus mayores enemigos" y anunció que pedirá al Congreso la derogación por completo del artículo en cuestión. Algo que podría ocurrir ante el poco apoyo que tiene este punto en ambos lados del espectro político por motivos opuestos.

Por un lado, los conservadores, como Trump y su fiscal general, Bill Barr, alegan que los poderes de borrar contenido son utilizados por estas compañías "izquierdistas" para "silenciar" los mensajes de la derecha. Pero los demócratas alegan que la protección frente a demandas hace que compañías como Facebook no se molesten en actuar contra campañas de bulos y manipulaciones, como la dirigida por organizaciones rusas a favor de Trump en 2016.

El resultado ha sido un ataque doble contra la ley. Mientras Barr afirmaba que las compañías estaban "eliminando el discurso político que no les gustaba con impunidad", el líder demócrata, Joe Biden, pedía eliminar la Sección 230 "inmediatamente", ya que "Facebook y las otras redes sociales no son solo ya compañías de internet", y por lo tanto, tienen responsabilidad sobre los mensajes que transmiten.

Los principales afectados respondieron de formas muy distintas. Mark Zuckenberg, CEO de Facebook, culpó a Twitter de la reacción de Trump y, en declaraciones a la cadena conservadora Fox News, dijo que empresas como ellos no deben ser "los árbitros de la verdad". Por su parte, Jack Dorsey, su homólogo de Twitter, insistió en que "no dejaremos de señalar información incorrecta o disputada en elecciones", y que "admitiremos los errores que cometamos".

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

El Khalifa de Galapagar
A Favor
En Contra

A los empleados de Twitter que se arrogan el derecho de censurar nadie les ha votado.

A Trump sí.

Bien hecho Trump.

Para juzgar censura están los jueces, no los empleados de empresas privadas.

Puntuación 1
#1