Internacional

Presos fabricando gel desinfectante: la solución de Nueva York para acabar con la especulación de precios

Andrew Cuomo, con un bote de gel desinfectante fabricado por presos.

La difusión del coronavirus por todo el mundo está provocando situaciones económicas anormales, muchas de ellas basadas en la sobredemanda. Es el caso de las mascarillas y de los líquidos sanitarios desinfectantes, que han desaparecido de las estanterías de las grandes superficies y disparado su precio en el comercio tradicional y online ante la altísima demanda. Pero el gobernador de Nueva York no está dispuesto a tolerarlo.

Así, Andrew Cuomo ha presentado en rueda de prensa una polémica medida: pondrá a los presos del estado a fabricar gel desinfectante de manos y los ofrecerá gratuitamente en oficinas gubernamentales y en las "comunidades de alto riesgo y más afectadas".

El gobernador señaló ante los medios que cree que pueden fabricar casi 380.000 litros de este líquido a la semana (100.000 galones). Cada botella de galón (3,75 litros) tiene un coste de fabricación para el estado de 6,10 dólares, según apunta Cuomo, por lo que el montante total invertido superaría los 600.000 dólares semanales al ritmo señalado por el mandatario, por lo que resultaría más barato "fabricarlo nosotros mismos que comprarlo en el mercado".

Cuomo, además, ha incidido en que el gel fabricado por los presos será mejor que las marcas comerciales disponibles, al tener una mayor concentración de alcohol -y, por tanto, mayor acción desinfectante- y por su aroma a lilas, hortensias y tulipanes.

La intención es que de esta manera las distribuidoras se vean obligadas a no especular con los precios del líquido desinfectante, al ofrecerlo gratuitamente la Administración Pública en las zonas donde más se necesita.

Los derechos de los reos, en entredicho

Sin embargo, las críticas no han tardado en llegar. Por un lado, varios legisladores han criticado las malas condiciones en las que se tiene a los reos en las prisiones, incluyendo el bajo salario mínimo que reciben: 0,62 dólares por hora de trabajo en la mayoría de los casos.

Por otra parte, la manufactura del propio producto también está en entredicho. La matriz de Purrell, una de las principales marcas de gel desinfectante y, por tanto, de las más perjudicadas, ha incidido en que la fabricación deberá "cumplir plenamente con todas las regulaciones y estándares".

A su vez, el producto sería fabricado bajo la marca de una empresa pública, Corcraft, quien, por ley, sólo puede vender los productos a organismos gubernamentales, escuelas, tribunales, departamentos de bomberos, policía y algunas ONG.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud