Internacional

Sin dinero para Educación en Italia: el ministro dimite al no lograr presupuesto para mejorar colegios y universidad

  • El ministro Fioramonti cumple su palabra y abandona el cargo
  • Propuso tasas sobre plásticos y azúcar para destinar dinero a Educación
Lorenzo Fioramonti, el ya dimitido ministro de Educación italiano. Imagen: EP.

El ministro de Educación de Italia, Lorenzo Fioramonti, ha presentado su dimisión al primer ministro, Giuseppe Conte, en señal de protesta por la falta de presupuesto de su cartera. Fioramonti se comprometió a abandonar su cargo si no lograba 3.000 millones de euros para mejorar los colegios y la universidad del país. Entre sus propuestas destacaba la de imponer tasas sobre el azúcar o los plásticos para destinar más recaudación a Educación. 

De acuerdo con la prensa italiana, Fioramonti ha entregado en las últimas horas una carta de renuncia a Conte, aunque esperará a que pase Navidad para hacer oficial su dimisión.

Fioramonti ha confirmado que el 23 de diciembre comunicó su "renuncia irrevocable" a Conte y ha explicado que se debe a que no ha obtenido el dinero que considera necesario para mejorar los colegios y las universidades del país. Fioramonti ya expresó su malestar con el presupuesto general para el año 2020 que se aprobó el lunes en el Congreso porque no recogía las aspiraciones financieras de su Ministerio.

La salida de Fioramonti es un varapalo para el Gobierno de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas, del que forma parte el ya exministro, y el Partido Democrático, que comenzó su andadura el pasado mes de septiembre tras un acuerdo inesperado entre los otrora rivales.

El compromiso de los 3.000 millones

Nada más formarse el Gobierno, Fioramonti avisó de que renunciaría si no conseguía 3.000 millones de euros para el Ministerio de Educación. "No debería sorprender a nadie que un ministro mantenga su palabra", ha dicho este miércoles a Reuters.

Había propuesto nuevos impuestos sobre los billetes de avión, los plásticos o los productos azucarados para aumentar la recaudación del Estado italiano con la esperanza de que parte de ese dinero llegara a Educación.

Además, como firme defensor del medio ambiente, había anunciado que Italia se convertiría el próximo año en el primer país en impartir una asignatura obligatoria sobre cambio climático y desarrollo sostenible en los colegios. Otra de sus polémicas propuestas fue que ENI, el gigante italiano de la energía, renunciara a la explotación de pétroleo para centrarse en las energías renovables.

"A veces sentía que podía recibir más apoyo de mi propio partido para mis propuestas sobre medio ambiente", ha confesado. "El Movimiento 5 Estrellas nació hace diez años con una fuerte base 'verde' pero parece que algo se ha perdido por el camino", ha lamentado.

A pesar de sus críticas, Fioramonti ha asegurado que seguirá respaldando al Gobierno en el Congreso, donde ocupa un escaño.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin