Internacional

España acude a la cumbre del clima con más planes que realidades

Imagen de la manifestación de Nueva York por el clima
Nueva York

La Cumbre para la Acción Climática que celebra hoy su sesión inaugural en Naciones Unidas llega avalada por el papel de España que, junto a Perú, ha estado encargada de crear la Coalición de Impulsores Sociales y Políticos. En concreto nuestro país se ha centrado en tres cuestiones claves en la justicia climática como la calidad del aire y salud, transición justa y género.

Antes del comienzo oficial de la sesión inaugural, unos 40 países, más 60 ciudades, de las cuales 40 son españolas, han suscrito los compromisos referentes a la calidad del aire; y otros 40 países, aproximadamente, los del eje de género, según los últimos datos oficiales. En el caso de la transición justa ya han firmado casi medio centenar de países.

En este último aspecto un grupo destacado de grandes empresas, entre ellas multinacionales españolas, se han comprometido a respetar los derechos laborales en los empleos verdes que se creen para luchar contra la descarbonización. En el caso español, junto la CEOE, se presenta un partenariado de casi 90 empresas y organizaciones para trabajar por una transición justa.

El argumento de Ribera

Fue este sábado cuando la ministra española en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, adelantó en Nueva York el "éxito" en adhesiones de la coalición, dejando claro que "España ha hecho de la transición ecológica un vector de modernización de su economía y un vector de actualización de sus políticas sociales". Es por ello que el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió a España liderar las iniciativas de corte social.

Preguntada por la situación en municipios del norte de España como Asturias, León o Galicia, donde se van a cerrar centrales térmicas, aseguró que el primer mensaje que se les envió fue de "honestidad": "Es un proceso de transformación que sabíamos que iba a ocurrir desde hace diez años". Aseguró que una sociedad moderna y que se considera cohesionada "tiene que trabajar en políticas solidarias de acompañamiento del proceso de transformación". La ministra también planteó "contratos de transición justa" y apoyo tanto a trabajadores como empresas del ámbito de la electricidad, cuyo negocio evoluciona.

Por su parte, el secretario general de la ONU está presionando a los países para que aumenten sus compromisos de alejar al mundo de los combustibles fósiles y espera que un número "impresionante" de líderes anuncien compromisos para lograr la neutralidad de carbono para 2050 durante la cumbre.

La meta es avanzar más en seis áreas concretas: la transición energética hacia las energías renovables, la creación de infraestructuras y ciudades sostenibles y resilientes, el establecimiento de una agricultura también sostenible, la buena gestión de los océanos y bosques, la adaptación a los impactos climáticos, y la convergencia de la financiación pública y privada para conseguir una economía neutra en emisiones de carbono.

En nuestro país, la puesta en marcha del Marco Estratégico de Energía y Clima, que incluye el Plan Integrado de Energía y Clima 2021-2030, el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Estrategia Nacional de Transición Justa y la Estrategia de lucha contra la Pobreza Energética, alinea a España con las ambiciones de Guterres y con la prioridad del mandato de la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursulua Von der Leyen. La Cumbre para la Acción Climática contará con la presencia del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, quien presentará la iniciativa Transición Justa y previamente intervendrá en el almuerzo oficial tras acudir a la sesión inaugural de la misma.

Su homólogo francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, anunciarán nuevos planes para abordar un problema del que Guterres dice que se está agotando el tiempo. Otros oradores incluyen al presidente indio Narendra Modi, Moon Jae-in de Corea del Sur y el presidente chileno, Sebastian Piñera. Durante el fin de semana, empresas y otras entidades estuvieron invitadas a presentar nuevos planes y medidas. Las empresas españolas han participado activamente. En concreto, un 23, entre las que se encuentran Abengoa, Acciona, Bankia, BBVA, CaixaBank, Cepsa, Correos, Enagás, Ferrovial, Gestamp, Glovo, Grupo Logista, Iberdrola, Inditex, Indra, Melia, Naturgy, NH Hoteles, OHL, REE, Siemens Gamesa, Skunkfunk y Telefónica, que forman parte de la coalición We Mean Business, que agrupa a 997 firmas con una capitalización de 20,1 billones de dólares.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, mantuvo este domingo un encuentro con la prensa para debatir sobre la posición de la compañía ante el cambio climático y la transición energética mundial. El lunes, la Iniciativa de Clima del Petróleo y el Gas (OGCI), entre la que se encuentra Repsol, presente los progresos realizados hasta la fecha, revisará su compromiso con los objetivos, avalará las ambiciones para los próximos años.

comentariosicon-menu2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

joan
A Favor
En Contra

Vergonzosa la posición de TODOS los partidos políticos españoles respecto al tema. O la nada de unos o el bla,bla,bla hipócrita y tramposo de los otros. Nada más que añadir.

Puntuación 0
#1
Pikan
A Favor
En Contra

Menuda cumbre, todo el IBEX y el capitalismo mundial han acudido en sus jets privados a exigir más fondos públicos para sus negocios.

Me imagino que sus reuniones se celebran con el aire acondicionado al máximo.

Puntuación 0
#2