Internacional

Trump se mofa de la batalla contra el plástico vendiendo pajitas en su web

  • En EEUU se consumen 500 millones de pajitas de plástico al día

El presidente de EEUU no ha modificado ni un ápice su postura sobre el cambio climático y el medio ambiente en los años que lleva frente a la Administración del país. Su última fanfarronada se burla de los esfuerzos de la campaña ecologista mundial contra el plástico ofreciendo pajitas con su nombre impreso. 

La salida de EEUU del Acuerdo de París, rubricado por casi 200 países de todo el mundo, compuso una precisa declaración de intenciones en uno de los primeros gestos del magnate como presidente. Sus comentarios acerca de la falta de credibilidad de los informes sobre las consecuencias devastadoras del calentamiento global para la economía y la sociedad han ido consolidando su tendencia negacionista

Por eso, tampoco es de extrañar que, una vez más, el presidente haya optado por el ecologismo como blanco de sus burlas. En esta ocasión, el jefe del Ejecutivo estadounidense la ha emprendido con las pajitas de papel que apoyan las organizaciones medioambientales y los partidos progresistas como solución para evitar el uso del plástico. 

Según publica el diario El País, los estadounidenses consumen 500 millones de pajitas de plástico al día, y estos artículos son más preocupantes que otros elaborados con este material debido a su pequeño tamaño, que dificulta su proceso en plantas de reciclaje. Así, frente a las "pajitas progresistas de papel" -como las llama con sorna el propio Trump-, el multimillonario republicano ofrece ahora en la web para su reelección en 2020 paquetes de 10 cañitas de plástico rojo con su nombre impreso en ellas por 15 dólares. El éxito ha sido rotundo. "Las pajitas progresistas de papel no funcionan. Apoya al presidente Trump y compra tu paquete de pajitas reciclables", reza la descripción. 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Financiero
A Favor
En Contra

Bueno. libres de BPA, reciclables... que problema hay? Ahora es ilegal vender pajitas?

De verdad, la prensa de hoy en día es lamentable... Cualquier cosa para tirar mierda a Trump y seguír con el guión de ingeniería social de las élites.

Puntuación 6
#1
Yo reciclo todo, no solo envases.
A Favor
En Contra

1. Las islas de plástico que hay en el mar. Te parece poco?? Y que ya estamos comiendo plástico de manera indirecta, aumentando la probabilidad de sufrir cáncer.

Puntuación 0
#2
Pikan
A Favor
En Contra

Me encanta Trump. En los medios es imposible ironizar sobre la religion fundamentalista totalitaria progre, pero a este hombre la censura se la suda.

Puntuación 7
#3
Carmen
A Favor
En Contra

3. La Historia está llena de retrógrados a los que lo que dijera la ciencia, "se la sudaba".

Puntuación 0
#4
demalenpeor
A Favor
En Contra

Somos una sociedad decadente, donde se vive y consume de espaldas a la sostenibilidad de los recursos y el cuidado del medio ambiente, más pronto que tarde la naturaleza reclamará su sitio, para entonces todos, ecologistas y negacionistas, pagarán el daño al planeta, tenga o no tengan culpa, todos lo pagaremos.

Puntuación 0
#5
pspe2
A Favor
En Contra

Curiosamente todo lo que hace el ciudadano es terrible, mientras que lo que hacen las empresas está bien. Casi no se puede comer pescado por el mercurio que vierten las fábricas al mar y por el anisakis que prolifera gracias a la industría pesquera, pero el problema son los plásticos. Que los restaurantes pogan bolsitas monodosis de aceite está bien, pero si el cliente se le ocurre pedir una pajita es casi un criminal. Si conduces tu coche eres una mala persona, pero si vas en taxi entonces la contaminación está bien.

Puntuación 0
#6