Inmobiliaria

Árima lanza Botanic, un icono de las oficinas post Covid

  • El edificio apuesta por la tecnología, salud y eficiencia para retener talento

La crisis del Covid ha sido un factor acelerador de las tendencias que estaban aterrizando en el mercado de las oficinas. La sostenibilidad de los edificios y la capacidad de estos de ofrecer a sus inquilinos un ambiente seguro, que les proporcione bienestar y comodidad en sus puestos de trabajo, son ahora cualidades indispensables de las que dependerá sin duda el éxito o el fracaso de un nuevo proyecto de oficinas. En la era post Covid las grandes empresas piden excelencia a la hora de cambiar su sede y el inmueble que no sea capaz de ofrecer esto quedará fuera de mercado, tal y como lo apuntan los expertos del sector.

El edificio Botanic, propiedad de la socimi Árima, es uno de los nuevos proyectos madrileños que está a punto de ver la luz y que cumple con las nuevas exigencias de las grandes firmas empresariales, que en la mayoría de los casos han diseñado planes de implantación para que todas sus sedes en los distintos países cuenten con las mismas características.

"Los edificios se han convertido en un factor muy importante dentro de las compañías para retener el talento", explica Guillermo Fernández-Cuesta, director Inmobiliario de Árima. Por eso la socimi, que está especializada en la compra de oficinas con gran potencial de revalorización, ha convertido la que era la antigua sede de Grupo Planeta en un desarrollo icónico en la era post Covid gracias a su diseño, sostenibilidad y su apuesta por la tecnología y la salud.

Con casi 10.000 m2 de superficie bruta alquilable, Botanic se encuentra en el número 42 de la calle Josefa Valcárcel, en el eje urbano y muy corporativo de la M30, muy próximo a la calle Arturo Soria, y con acceso rápido al aeropuerto. El inmueble cuenta además con un vestíbulo de acceso cubierto de más de 200 m2.

Tiene sistema de purifiación de aire, sistema de acceso biométrico y flota de bicis eléctricas

Además de ser el primer edificio de oficinas de Madrid que cuenta con un jardín botánico, siendo el tercero más grande de la capital, el inmueble ofrece luz natural en el 90% de los puestos de trabajo. Esto es así gracias a que Botanic dispone de un 30% más de fachada en comparación con un edificio de oficinas convencional.

Además, Fernández-Cuesta destaca que una de las fortalezas del proyecto se encuentra en que incorpora los últimos avances en instalaciones y equipamientos. En este sentido, señala el caso del techo, que ha sido diseñado por el Estudio Álvarez-Sala y que se ha proyectado en exclusiva bajo la petición de Árima con luminarias led anti deslumbramiento. De hecho, la compañía está en proceso de patentar el sistema.

Asimismo, el inmueble que se proyecta para obtener las certificaciones LEED Platinum, WELL Gold y WELL Health and Safety, cuenta con sistemas de filtración, purificación y monitorización del aire, lo que permite una reducción de partículas contaminantes incluyendo virus y bacterias, en el aire y control de humedad y temperatura.

Además, Botanic cuenta con un sistema de control de acceso rápido con escáner biométrico y control de temperatura que reduce los tiempos de espera en un 90%. El edificio tiene también 10 terrazas que suman un total de 1.000 m2, salas para clases y vestuarios completos y 3 cabinas Gold para directivos, con reserva previa.

Soluciones en movilidad

Además, Árima ha ampliado el parking del edificio incluyendo 31 plazas para coche eléctrico y es que la socimi se ha marcado el objetivo de que el 15%-20% de las plazas de aparcamiento de sus activos sean electrificadas este año.

Para ello la socimi ha alcanzado un acuerdo con Wallbox para utilizar su cargador inteligente Commander 2 debido a la facilidad de uso de una interfaz de pantalla táctil y multiusuario, así como por su flexibilidad, y su capacidad de generar informes, y por considerar que puede ofrecer un uso más eficiente a sus inquilinos tanto en el momento de la carga como a la hora de establecer su control..

Por otro lado, ha alcanzado un acuerdo con el fabricante de bicicletas eléctricas Ecobike para disponer en los aparcamientos de sus activos de una flota de la marca, que incorpora una innovadora tecnología fotocatalítica de Pureti reconocida dentro del programa Horizonte 2020 como una de las mejores para combatir la polución en los próximos 60 años en la Unión Europea.

Concretamente, las superficies de los modelos Ecobike tratadas con Pureti al recibir los rayos UVA del sol, destruyen virus, bacterias y eliminan olores, así como purifican el aire ya que la eficiencia de purificación de aire de Pureti en bici se puede comparar con 3 árboles.

Además, las superficies tratadas con Pureti al entrar en contacto con el agua de la lluvia producen un efecto de hidrofilia, el agua se expande sobre la superficie tratada, y la película de dióxido de titanio facilita el arrastre y la eliminación de las partículas de suciedad, generando así superficies autolimpiables.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin