Inmobiliaria

El 'fintech' y el sector inmobiliario: una combinación perfecta

  • La cifra de negocios global del sector 'fintech' para 2026 superará los 31,5 billones de dólares
  • El sector de 'crowdfunding' crecerá en más de 124.000 millones hasta 2024
España era en 2021 el sexto mayor ecosistema 'fintech' del mundo. Imagen: iStock

Han pasado casi siete años desde que el presidente y CEO de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, advirtiera en su carta a los inversores del banco de la llegada de Silicon Valley al sector financiero. Con ello, Dimon llamaba la atención sobre el surgimiento de "centenares de startups con mucha inteligencia y dinero" dedicadas a prestar servicios alternativos a los de la banca tradicional.

Estas nuevas compañías se apoyan en tecnologías que hoy parecen ubicuas: inteligencia artificial (IA), big data, blockchain. Según la consultora ResearchAndMarkets.com, la cifra de negocios global del sector fintech ascendía en 2016 a 2,8 billones de dólares. En 2020 su valor se multiplicó hasta los 7,3 billones, y la previsión es que para 2026 supere los 31,5 billones de dólares: un 330% más que hace dos años.

Las actividades de estas empresas son variadas, desde los pagos y la transferencia de fondos a los préstamos, los seguros o la gestión del patrimonio. Las criptomonedas, cada vez más conocidas, no son sino otra vertiente del fintech: en este caso, la tecnología de libro mayor distribuido (DLT, por sus siglas en inglés) hace posible la existencia de divisas que pueden emplearse como medio de pago con base en registros encriptados y descentralizados.

Otro ejemplo son las plataformas de financiación participativa (PFP), que reúnen a muchos inversores para que, entre todos, aporten el capital necesario para llevar a cabo un proyecto. Se espera que el sector de crowdfunding -como suele denominarse en inglés- crezca en todo el mundo en más de 124.000 millones de dólares hasta 2024, con tasas anualizadas de crecimiento del 18%, según MarketWatch.

En España, este modelo ha propiciado un notable auge del crowdfunding inmobiliario. "El big data permite llegar a zonas donde no llegan los demás, llegar antes y analizar todo con más rapidez y fiabilidad", apunta José María Gómez-Acebo, director de Clientes Institucionales de Urbanitae. De hecho, compañías como Urbanitae se han consolidado como una vía alternativa de financiación para promotores, que desde 2008 han visto limitado su acceso al crédito bancario. Al mismo tiempo, acercan al pequeño inversor la oportunidad de participar en un sector considerado seguro y con rentabilidades atractivas.

Estado del 'fintech' en España

En nuestro país, el sector fintech sumaba en 2021 un total de 376 empresas, según EY. Las cifras de AEFI, la Asociación Española de Fintech e Insurtech, elevan el total a cerca de 600. El presidente de AEFI, Rodrigo García de la Cruz, señalaba en diciembre que España está "en el top tres europeo a nivel de inversión, por detrás de Francia y Alemania".

De acuerdo con los cálculos de Abanca y El Referente, España era en 2021 el sexto mayor ecosistema fintech del mundo, con 350 compañías españolas activas y 50 startups extranjeras con actividad en nuestro país.

Según el estudio de EY, el grueso de las fintechs que operan en España se dedican a actividades relacionadas con la financiación (22%), seguidas por las soluciones de fiscalidad y contabilidad (19%), la inversión (15%) y los pagos (14%). Entre las razones principales del auge del sector, EY destaca la implicación del sector bancario, a través tanto de aportación de capital como de aceleradoras e incubadoras de empresas.

'Sandbox' financiero

Es de esperar que el ecosistema se desarrolle a un mayor ritmo a raíz de la aprobación del sandbox financiero, que entró en vigor en noviembre de 2020. En efecto, la ley 7/2020 para la transformación digital del sistema financiero establece un espacio controlado de pruebas "para acompañar la transformación digital del sistema financiero", con idea de estimular la innovación en el sector de manera segura para los usuarios.

Hasta la fecha, se han publicado tres convocatorias, que han tenido una buena acogida. En la primera de ellas, en febrero de 2021, se recibieron 67 proyectos con base en tecnologías punteras como biometría e identidad digital, tecnología de registros distribuidos (blockchain), computación en la nube, IA, internet de las cosas y big data. De los 67, 18 pasaron a la segunda fase. La segunda convocatoria, publicada en junio, atrajo 13 propuestas, de las que fueron aceptadas cuatro. La tercera convocatoria fue anunciada en diciembre.

Todo ello pone de manifiesto el ánimo emprendedor que existe en España y el interés que despierta el sector financiero como ámbito para desarrollar soluciones innovadoras.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin