Infraestructuras y Servicios

El nuevo puente de Baltimore podría costar entre 400 y 1.000 millones de dólares

  • El puente ahora derruido fue inaugurado en 1977 y costó 60.300.000 dólares
  • Joe Biden ha prometido que el gobierno federal pagará un nuevo puente
  • Los expertos no se ponen de acuerdo sobre la duración de las obras
El puente de Baltimore en el momento de la colisión / EP

El puente Outer Harbor Crossing, rebautizado en 1977 como puente Francis Scott Key y más conocido como el Puente de Baltimore, se vino abajo el 26 de marzo después de que un buque colisionara contra él.

La infraestructura, de 2.632 metros de largo, fue inaugurada el 23 de marzo de 1977, con lo cual acababa de cumplir 47 años. Era el puente más largo del área metropolitana de Baltimore, con un tráfico de 11,5 millones de vehículos al año, una instalación vital en la zona cuya construcción costó 60.300.000 dólares. Las preguntas ahora son cómo sustituirlo, cuánto costará hacerlo y durante cuánto tiempo se prolongará la obra.

Según algunos expertos, la reconstrucción del derrumbado puente podría llevar entre 18 meses y varios años, en una operación que podría alcanzar un montante mínimo de al menos 400 millones de euros, aunque incluso podría aumentar al doble. Los especialistas no se ponen de acuerdo. La Universidad George Washington cree que la obra será mucho más cara y apunta un costo que podría oscilar entre 500 y 1.000 millones de dólares, siendo las variables más importantes el diseño y el encarecimiento de los materiales.

Los primeros pasos deben ir encaminados a aprobar la partida y adjudicar contratos. Según señala a Telemundo Ben Schafer, profesor de ingeniería de la Universidad Johns Hopkins, "el tiempo de entrega de equipo de aire acondicionado en este momento para la renovación de una casa es de unos 16 meses, ¿verdad? ¿Entonces es como si me estuvieras diciendo que van a construir un puente completo en dos años? Quiero que sea verdad, pero creo que empíricamente no me parece bien".

En todo caso, hay expertos más optimistas, como Sameh Badie, profesor de ingeniería en la Universidad George Washington, que mantiene que el proyecto podría tardar entre 18 meses y dos años.

Por su parte, Jim Tymon, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Funcionarios Estatales de Carreteras y Transporte, cree que el caso del puente Interestatal 35W en Minnesota, que se derrumbó en el río Mississippi en 2007, es ahora un buen ejemplo. El nuevo tramo estuvo terminado en menos de 14 meses.

"Es la mejor comparación que tenemos para un proyecto como este", afirma Tymon. "Hicieron un trabajo excelente para poder obtener las aprobaciones necesarias para poder reconstruirlo lo más rápido posible".

A la espera de financiación

El dinero es el gran problema del que será el nuevo puente de Baltimore. Aunque el presidente estadounidense, Joe Biden, ha señalado en varias ocasiones que el gobierno federal pagará un nuevo puente, aún no se ha concretado nada y hay serias dudas de que la financiación llegue por completo de parte de la administración. Para la mayoría de expertos, debería urgir encontrar financiación privada al margen de las palabras de Biden.

"Pero donde hay voluntad hay una manera, y se puede obtener financiación de emergencia", afirma la senadora de Minnesota Amy Klobuchar. "Ha sucedido en todo el país cuando ocurren desastres. Y el hecho de que este sea un puerto tan importante también hace que merezca asegurarse de que todo esto se solucione".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud