Infraestructuras y Servicios

ACS invierte 3.300 millones tras vender Cobra y reafirma su giro hacia el negocio concesional

  • Aprueba todos los puntos del orden del día con más del 90% de los votos a favor
  • Descarta trasladar la sede fuera de España como ha hecho Ferrovial
Madridicon-related

ACS cierra su junta de accionistas sin sobresaltos. Tras menos de hora y media de duración, el grupo constructor ha aprobado todos los puntos del día en su cónclave anual, en el que ha repasado los hitos de la compañía en un 2022 marcado por unos beneficios de 668 millones de euros, la aprobación de una remuneración para el accionista de dos euros por acción y haber invertido ya 3.300 millones tras la venta de Cobra. La compañía ha puesto el foco en la transformación de su negocio, donde la actividad concesional tiene cada vez más protagonismo.

La compañía ha aprobado, entre otros puntos, la reelección de su presidente, Florentino Pérez, como consejero ejecutivo por otros cuatro años, así como el nombramiento de Lourdes Maíz y Lourdes Fraguas como consejeras independientes. Los accionistas también han aprobado la reelección de otros seis consejeros de ACS, entre ellos José Luis del Valle Pérez, actual secretario consejero, la ratificación de tres independientes (Antonio Botella, Emiliano García y Catalina Miñarro), uno externo (Pedro José López Jiménez) y otro dominical (María Soledad Pérez). El número de miembros del consejo se ha fijado en quince.

En su intervención, el presidente de ACS, Florentino Pérez, ha recordado que las ventas alcanzaron los 33.615 millones de euros (un 20,8% más) gracias a sus mercados principales, Estados Unidos y Australia. Estos mercados, junto a otros como España, Alemania, y Polonia, tienen como denominador común que ACS ostenta una posición de "liderazgo" y son "estables".

La buena marcha del negocio se trasladó al resultado final, con un beneficio neto que mejoró un 66% respecto al cosechado en 2021, hasta alcanzar los 668 millones de euros. Por actividades, la contribución a las ganancias llegaron desde construcción (350 millones de euros), concesiones (194 millones de euros) y servicios (27 millones). La corporación también contribuyó al beneficio con 96 millones de euros.

En el turno de respuestas a los accionistas, Pérez ha descartado tomar una decisión como la que ha llevado a cabo Ferrovial, trasladando su sede social fuera de España para poder cotizar en Estados Unidos. "Ni lo hemos contemplado", ha afirmado el presidente. 

Evolución del modelo

El presidente de ACS quiso poner énfasis en la evolución estratégica de la compañía, donde pivota cada vez más hacia la actividad concesional. Prueba de ello es el acuerdo de compra al 44% de la sociedad norteamericana BTG, concesionaria de la autopista de peaje SH-288. La apuesta por este activo ha ido aumentando y la compañía ya posee el 100%, después de haber comprado a varios socios su participación accionarial.

Otro puntal de transformación ha sido la simplificación de su estructura societaria, con la OPA por el 21,4% de CIMIC desde Hochtief para posteriormente excluirla de bolsa. Posteriormente, el grupo se hizo con el porcentaje restante con el procedimiento de venta forzosa de los minoritarios.

El consejero delegado, Juan Santamaría, por su parte, también ha intervenido en esta junta de accionistas, para recordar que entre sus metas como principal ejecutivo es reforzar la posición de liderazgo en los mercados tradicionales y, por otro, aprovechar las oportunidades de expansión en los mercados de crecimiento de infraestructuras de nueva generación.

"Me siento profundamente vinculado a este grupo desde el inicio de mi carrera profesional cuando me incorporé a Dragados hace 21 años. Durante este tiempo he tenido la oportunidad de conocer de primera mano las distintas empresas de nuestro Grupo y los mercados donde estamos presentes, destacando mi periodo en Estados Unidos, donde viví siete años, y Australia donde estuve los últimos ocho años antes de ser nombrado Consejero Delegado de ACS", ha explicado su CEO.

Sobre futuras operaciones, Santamaría ha reconocido en una posterior conversación con medios de comunicación que la compañía planea vender la autopista de peaje SH-288, valorada en 2.000 millones de euros, a su participada Abertis una vez consiga el control total. Esta operación podría llevarse a cabo en el segundo semestre del año.

Venta del 7% de Ventia

Los mensajes de la junta general de accionistas de ACS se han alineado con el último movimiento de la compañía: la venta del 7% de Ventia, la filial de servicios en Auestralia, de Cimic.

En un comunicado al mercado, Ventia informó de que Cimic, junto con el fondo Apollo, habían llevado a cabo una colocación acelerada en la que han puesto cada uno 62 millones de acciones a la venta. Se trata de la segunda venta llevada a cabo por estos dos socios en los últimos meses.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud