Infraestructuras y Servicios

La mina de níquel de Badajoz iniciará en otoño su preparación para abrir en 2024

  • Se incluye en un proyecto integral de almacenamiento valorado en 1.000 millones

La mina de níquel de Aguablanca, en la localidad de Monesterio (Badajoz), está próxima a su reapertura tras más de seis años cerrada. Fuentes de Río Narcea Recursos, titular de la explotación de la mina Aguablanca, explican a elEconomista.es que la previsión es comenzar las labores de adecuación este otoño para que vuelva a estar operativa antes de septiembre de 2024.

Esta semana se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el anuncio del Ministerio para la Transición Ecológica por el que se somete a información pública el plan de restauración del proyecto de explotación subterránea de la mina. "Se trata del último paso administrativo para iniciar su reapertura", indican fuentes de la empresa.

Sacyr compró en 2016 los derechos mineros en España de la canadiense Lundin Mining, entre los que se incluía la mina de Aguablanca. El desplome del precio del níquel y las demoras administrativas habían provocado el cierre del yacimiento ese mismo año. La firma de infraestructuras se dio un plazo para decidir si retomaba la actividad o cerraba definitivamente, condicionada precisamente por el precio del mineral.

En agosto de 2021, tras finalizar la vigencia de la autorización ambiental, Sacyr vendió los derechos de explotación de la mina a Río Narcea, en manos de sociedades inversoras de los empresarios Alejandro Ayala, Mario Celdrán e Íñigo Resusta, vinculados a su vez al grupo Phi4tech.

Aguablanca forma parte de un proyecto integral de almacenamiento energético, con una inversión global superior a los 1.000 millones de euros y que contempla la creación de 1.300 puestos de trabajo directos. Este incluye el desarrollo de la extracción de litio en la mina de Las Navas, la construcción de la fábrica de celdas de supercondensadores en la Plataforma del Suroeste Europeo en Badajoz y la construcción en la provincia de Cáceres de una factoría de cátodos.

La construcción de la mina de litio de Las Navas se iniciará previsiblemente en el segundo trimestre de este año, para comenzar la producción de hidróxido de litio en mayo de 2025. En este sentido, se sincronizarán los plazos de obra de la factoría de cátodos, para que pueda estar finalizada al mismo tiempo que comience la extracción del litio. La construcción de la fábrica de celdas de supercondensadores las arrancará previsiblemente en marzo de este año con el objetivo de finalizar las obras en diciembre.

Independencia europea

La Comisión Europea anunció recientemente una propuesta para reforzar la industria europea y competir contra los subsidios verdes de Estados Unidos y China. La Unión Europea quiere reutilizar de los fondos existentes, acelerar la aprobación de proyectos ecológicos y promover iniciativas para impulsar las habilidades y sellar acuerdos comerciales para asegurar el suministro de materias primas críticas, como el litio o el níquel.

En este contexto, el proyecto integral de almacenamiento de Extremadura, en el que se encuentra la mina de Aguablanca, es especialmente estratégico para España. "Si tenemos el litio y el níquel podemos hacer los cátodos, y si tenemos los cátodos podemos hacer los supercondensadores", detalla la empresa, que asegura que es una forma de "cerrar el círculo" en la producción de baterías.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud