Industria

Kenia quiere 'resucitar' la industria del algodón para aprovechar la demanda de EEUU

  • Washington prorroga su Ley de Crecimiento y Oportunidades Africanas
Foto de Reuters. Recolección de algodón

Kenia quiere 'resucitar' su industria algodonera, la que fuera una fuente importante de divisa extranjera hasta la década de 1980 podría recuperar el papel que tuvo en el pasado. La fuerte demanda de la que gozan las fábricas locales y el potencial para abastecer a los productores que exportan ropa y textiles a EEUU gracias a la extensión de un acuerdo comercial, que ahora vuelve a despertar con este incremento de la demanda.

El gobierno planea otorgar créditos a los agricultores para dar un impulso importante a la producción, que llegó a alcanzar las 38.000 toneladas de algodón bruto entre 1984-1985. Actualmente, Kenia produce 15.700 toneladas de algodón bruto, lo que genera cerca de 5.240 toneladas de hebras. Mientras tanto, la demanda de hebras de algodón asciende a cerca de 37.000 toneladas, por lo que el déficit se cubre con importaciones de países vecinos, según Fanuel Lubanga, gerente de desarrollo de la Autoridad de Agricultura y Alimentos, un órgano estatal.

La iniciativa llega en un momento en el que los productores de la economía más grande de África Oriental cuentan con que las exportaciones de este tipo de materia a Estados Unidos crezcan un 5% este año, después que Washington haya prorrogado por una década su Ley de Crecimiento y Oportunidades Africanas (AGOA, por sus siglas en inglés).

"El potencial de nuestra industria algodonera gracias a las exportaciones de la AGOA es una fuerte motivación para expandir la industria", explica Lubanga en una entrevista desde la capital, Nairobi. Este experto espera que la producción nacional se duplique durante la cosecha de 2017 porque ahora los agricultores están usando semillas compradas en Israel en vez de reciclarlas, una práctica que antes era  muy común y hacía que las cosechas fueran menos productivas.

Las exportaciones

Kenia exportó 380 millones de dólares en ropa en 2015. Empresas como Puma, Wal-Mart, JC Penny. y Hennes & Mauritz figuran entre los que compran prendas en las Zonas de Procesamiento de Exportaciones de Kenia (EPZ, por sus siglas en inglés), que emplean a más de 66.000 personas. Aunque actualmente los fabricantes en las EPZ no utilizan algodón cultivado en el país sino telas asiáticas importadas, el Ministerio de Industria está trabajando para que los agricultores kenianos cierren contratos de venta con ellos, asegura Lubanga.

La Comunidad Africana Oriental (formada por seis miembros) está trabajando para reformar el mercado local de prendas, prohibiendo la importación de ropa de segunda mano, según la Asociación de Fabricantes de Kenia.

Ruanda ya prohibió la importación de cuero, ropa de segunda marca y zapatos, según el presidente del banco central de ese país. Kenia importó más de 100.000 toneladas de ropa usada por 243 millones de dólares en 2013, según datos de Comtrade, una agencia de Naciones Unidas.

La industria textil keniana entró en decadencia en la década de 1980. Hoy, el país tiene seis fábricas de algodón, frente a las 52 de 1991, y cuatro plantas que producen hebras de algodón, en comparación con las 24 que había ese mismo año.

La demanda de hebras "sigue siendo elevada, tanto a nivel local como internacional", sentencia Lubanga. "Estos últimos años los precios estuvieron altos, y esperamos que se mantengan en niveles similares".

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Hurl
A Favor
En Contra

Espero que tengan suficiente agua. Que luego no digan que no tienen para beber porque tienen que dar agua al agodón.

Puntuación 2
#1
Rondalla
A Favor
En Contra

No hay que despreciar nada, y si el algodón puede funcionar, pues ¡adelante! Pero creo que Kenya tiene un futuro brillante en turismo, logística, industria ligera y en el sector informático. El propio Banco Mundial ha publicado interesantes estudios señalando que uno de los caminos de desarrollo para ífrica es el de la industria ligera (textil, confección, montajes, alimentación, etc.), ADEMíS DE todo lo que se pueda hacer en el campo agrícola o agroindustrial, sobretodo en subsectores de mayor valor añadido, tales como el cultivo y exportación de flores cortadas.

Puntuación 1
#2