Industria

Barcos gallegos abandonarán aguas de Guinea Bissau el viernes al no contar con la prórroga solicitada

  • El sector advierte que quedan tres días para que finalice el marco actual y todavía no se ha ratificado el nuevo documento.
Galiciaicon-related

Los barcos gallegos, y españoles en general, que operan en Guinea Bissau se verán obligados a abandonar el caladero a partir de la medianoche de este viernes para el sábado, cuando expira el acuerdo de pesca vigente entre dicho país africano y Bruselas al no funcionar la prórroga solicitada.

El sector advierte quedan tres días para que finalice el marco actual y todavía no se ha ratificado el nuevo documento. Pese a que existe ya acuerdo entre ambas partes, falta que la Unión Europea lo ratifique. Algo que no se ha hecho todavía y que el sector prevé que no se haga antes del viernes.

"No hay novedades. Los barcos abandonarán el caladero el 14 de junio a medianoche", ha lamentado el presidente de la Asociación Nacional de Buques Congeladores de Pesca de Cefalópodos (Anacef), Francisco Freire. De hecho, ha criticado que, pese a que el sector pesquero solicitó una prórroga del anterior tratado, para que continuase vigente hasta que entrase en funcionamiento el nuevo, Bruselas no ha contestado a dicha reclamación.

Ahora habrá que esperar a la ratificación por Europa del nuevo acuerdo y protocolo ya firmado. En concreto, son cuatro los arrastreros congeladores de su asociación los que operan en Bissau. Además, hay más buques españoles en la zona que capturan otro tipo de pescados, como atuneros de la zona de Huelva.

En total, son cerca de una veintena de barcos de las flotas españolas de arrastre de marisco y de cefalópodos, peces y atuneros cerqueros congeladores los que trabajan en aguas de Bissau. Para Anacef, la alternativa pasa por desplazarse a Senegal o a Mauritania, ya que son otros de los países con los que la UE tiene tratado de pesca y suelen operar allí sus barcos.

Inconvenientes

No obstante, en el primer caso, se está en un "momento complicado", debido a la tarjeta amarilla impuesta por Bruselas al país por su laxitud contra la pesca ilegal. Después de meses de pedir permisos para poder pescar en sus aguas, los barcos gallegos todavía no han recibido el visto bueno.

Asimismo, en Mauritania el acuerdo con Europa contempla la descarga del pescado en puertos del país africano. Antes, había una ruta regular que transportaba regularmente los contenedores hasta Canarias y de ahí a Galicia. Esa ruta se cortó el año pasado, por lo que se ha solicitado que se pueda traer directamente a Península el producto, porque no puede estar meses parado en puerto esperando su envío.

Pese a que ya en abril España instó a la Comisión Europea a buscar una solución que permita la continuidad de la actividad de la flota en Bissau, hasta la fecha, y pese a llegarse a un acuerdo, los barcos tendrán que salir de esas aguas el viernes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud