Industria

Una empresa gallega triunfa con sus bicicletas artesanas de titanio de alta gama

  • La firma Angel Cycle Works diseña y fabrica en Oleiros (A coruña) ciclos exclusivos cuyo precio llegan a los 18.000 euros.
Galiciaicon-related

Su pasión por el ciclismo llevó al sevillano Ángel Calabuig a convertirse en artesano de bicicletas. Este emprendedor fabrica en su taller ubicado en el vivero de empresas municipal de Iñás (Oleiros) , en A Coruña, velocípedos de alta gama de titanio cuya durabilidad alcanza toda una vida. Los precios rondan los 8.000 o 9.000 euros la más barata frente a los 18.000 que puede costar una de las más caras.

La empresa Angel Cycle Works se ha convertido en referente mundial para los amantes de este deporte quienes adquieren una bici hecha a mano y totalmente personalizada. Hasta el punto que llegan a este ayuntamiento herculino gente de Estados Unidos o México para interesarse en persona por la suya.

Calabuig explicó a El Economista que junto a su socio, Antonio del Pino, que lleva el área de producto y marketing, apuestan por la exclusividad y la producción limitada. De hecho, solamente fabrican de forma manual entre 50 y 100 unidades al año.

Las bicicletas son de alto rendimiento y requieren procesos de fabricación "complejos y costosos" en los que se utilizan impresión 3D en titanio. En este sentido, desde la firma gallega se enfocan en biciclos de carretera y gravel, pero también hacen de montaña y de ciudad, totalmente personalizada en materiales, colores, y componentes a la carta.

La firma avanzó que el próximo mes comenzarán a comercializar bicis fabricadas con fibra de carbono sostenible y reciclable cuyo material proviene de un proveedor de Taiwan. La producción prevista será de 500 anuales.

Perfil

Respecto al perfil que demanda este tipo de bicicleta, Calabuig lo sitúa en un cliente de 35 años en adelante que ya pasó por varias bicis y mayoritariamente varón. En la actualidad, la empresa está presente en Europa, Latinoamérica, Estados Unidos, Indonesia, o Tailandia. Angel Cycle Works cerró el pasado ejercicio con una facturación de 200.000 euros. Ángel Calabuig espera que el nicho de negocio de la fibra de carbono les permita duplicar sus resultados en el próximo ejercicio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud