Industria

Cosentino recorta beneficios el 17% con el fin del 'boom' postpandemia

  • Alcanza unas ventas de 1.570 millones, el 8% menos que en 2022, pero un 40% más que antes del covid 
  • Invertirá 400 millones hasta 2026, principalmente en Estados Unidos 
Francisco Martínez Cosentino, presidente de Cosentino. EE
Barcelonaicon-related

Del mismo modo que les sucedió a compañías como Fluidra, Cosentino recorta sus ventas y beneficios en 2023 con la relajación de las reformas en el hogar tras la pandemia. La compañía, especializada en el diseño y la producción de superficies para casa –esencialmente encimeras- cerró el ejercicio con un descenso del 17% de los beneficios y del 8% de las ventas frente a 2022. La firma con sede en Almería sigue, eso sí, muy por encima de los registros que marcaba en 2019, antes del estallido del coronavirus.

Según informó la organización familiar presidida por Francisco Martínez Cosentino, las ganancias ascendieron el año pasado a 97,5 millones de euros frente a los 117 millones del ejercicio comparable. El dato es también ligeramente inferior a los 103,8 millones de beneficio neto cosechados en 2021 y los 69,8 millones en los que se movió en 2019.

Inferior fue la caída de la facturación, que se quedó 1.570 millones de euros por los 1.711 millones de 2022. Se mantuvo por encima de los 1.401 millones de actividad de 2021 con un dato que crece un 40% frente a los registros previos al estallido del coronavirus. El ebitda fue de 279 millones de euros, el 11% menos.

Cosentino justifica el descenso frente al año anterior por la caída de las reformas tras dos años de coronavirus, un caso que afectó a todo el segmento del hogar, ya fueran piscinas, suelos u otros tipos de actividades vinculadas.

La empresa andaluza registra el 92% de su cifra de negocio fuera de España. Estados Unidos y Canadá supusieron el 57% de la facturación del pasado ejercicio, seguidos por el 32% de Europa (España incluida). Por marcas, Silestone acaparó el 62% de las ventas y Dekton representó alrededor del 30%.

La inversión de Cosentino

Cosentino explica que, a pesar de la caída de los números, mantuvo su política de inversión, apartado al que destinó 112 millones de euros, principalmente en el Parque Industrial de Cantoria, en Almería. Allí activó una nueva línea de fabricación de Dekton, amplió sus instalaciones fotovoltaicas y construyó una nueva planta regeneradora de aguas residuales.

Fuera de España, abrió tiendas de tamaño grande en Boston, Seattle, Vancouver, Amberes, Estambul, Lisboa y Sao Paulo.

Para el periodo 2024-2026, el consejo de administración aprobó un plan inversor de hasta 400 millones de euros destinados a sostenibilidad, ampliar su capacidad productiva en España, la apertura de nuevos locales comerciales bajo la enseña de Cosentino City y la puesta en marcha de la nueva fábrica de Estados Unidos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud