Industria

Alarma en la industria alemana: el 16% se ve obligado a reducir su producción por la subida de la energía

Central eléctrica a carbón al anochecer, Alemania. Imagen: iStock

Un 16% de las empresas del sector industrial alemán se ve obligada a restringir su producción o abandonar parcialmente ciertas actividades con motivo de la subida de precios de la energía, según una encuesta citada por medios alemanes que recoge EFE.

La Cámara del Comercio y la Industria de Alemania (DIHK) ha obtenido este porcentaje tras realizar un sondeo entre 3.500 compañías de todos los ramos y regiones del país.

De las empresas afectadas, la mitad está planificando la reducción de la producción, mientras que una cuarta parte se encuentra en la fase de implementación y el cuarto restante ya la ha restringido.

"Se trata de cifras alarmantes", alertó el presidente de la DIHK, Peter Adrian, que señaló que los datos demuestran la carga que supone para el emplazamiento alemán una subida continuada de los precios de la energía. "A muchas empresas no les queda otro remedio que cerrar o trasladar la producción a otros emplazamientos," advirtió Adrian.

El presidente agregó que la reducción registrada recientemente en el consumo de gas de la industria no se debe a una mayor eficiencia energética, sino está causado por el cese del funcionamiento de máquinas e instalaciones.

Las empresas más afectadas con las del acero, el cristal y el papel

Los ramos más afectados por el encarecimiento del gas son los que realizan un mayor gasto de esta energía, como los del acero, el cristal y el papel, en los que la cantidad de compañías que se ven forzadas a reducir la producción es el doble.

El Gobierno de Alemania mantiene el nivel dos de alerta por emergencia energética, pero no había activado el traslado de los precios mayoristas que están pagando los operadores a los consumidores finales. La situación de emergencia ha llevado a cerrar hace tres días el rescate de la energética Uniper por parte del Gobierno germano. Y los términos del rescate incluyen una cláusula por la que la compañía puede elevar los precios cobrados a sus clientes. El incremento de precios llega en un momento delicado para la industria y la economía alemana.

Aunque Rusia reanudó la semana la actividad del gaseoducto de Nord Stream, el precio del Kwh de gas se mantiene por encima de 160 euros. Todavía no se sabe si los grandes y consumidores soportarán estos niveles de precio y cómo afectarán al precio de la electricidad. La Agencia Internacional de la Energía hablaba la semana pasada que los precios mayoristas en Alemania se habían multiplicado por diez y que en 2023 se volverán a duplicar.

Berlín teme que Rusia tarde o temprano corte de manera definitiva los suministros. Este pasado jueves, Alemania elevó sus objetivos de almacenamiento de gas al 95%, lo que refleja la creciente preocupación por tener suficiente energía para calentar los hogares y mantener las fábricas en funcionamiento durante el invierno.

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

a
A Favor
En Contra

La rusofobia se paga amigos.

A disfrutar de vuestro odio

Puntuación 19
#1
Javier
A Favor
En Contra

Que les den las gracias a los zotes que manejan la UE...

Y digo zotes pero en realidad son traidores a los ciudadanos europeos.

Están trabajando para el no tendrás nada y seras feliz...feliz como un cordero degollado, añado yo.

Puntuación 24
#2
Sean
A Favor
En Contra

No se preocupen que Antonio les va a vender el gas, jajajajaja

Puntuación 7
#3
Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Se lo han buscado y rebuscado, ahora si se quejan no es de tontxos, es de retontxos al cuadrado y subiendo.

Puntuación 13
#4
exeuropeo
A Favor
En Contra

Abrid el nordstream2. y se terminaron todos los peoblemas.

El PP europeo que es la mayoria del parlamento europeo nos esta arruinando con sus sanciones.

Puntuación 7
#5
Usuario validado en Google+
D Villamil
A Favor
En Contra

#5 No acaba de decir lo mismo Lavrov? Ah pero es que queremos la guerra también jo! dice la petarda de la laca Fan der Hooaaerden esa....aaah oye pues mira a ver..que no se puede estar en misa y repicando. Si Alemania dice que está muy enfurruñada con Rusia...vete tú a saber el motivo.. porque los rusos que yo sepa nada les hicieron...y que ahora deja de respirar pa que se chinche Rusia....pos vale, pos que vas a hacer! es la vida así. A ver lo que aguantan los alemanes cuando llegue el frío..quedan dos meses.

Puntuación 3
#6
Luis
A Favor
En Contra

Alemania debe instalar reactores modulares medios/pequeños, para suministrar energía eléctrica a su industria

Puntuación 3
#7