Franquicias

Comess Group crea Casa García, una marca para reciclar bares

  • La nueva marca ofrece tapas tradicionales de los bares de toda la vida
  • Los primeros locales de la enseña estarán disponibles este mismo año
Madrid

La undécima marca de Comess Group une dos tradiciones muy españolas, los bares y el apellido García. Dicen que nuestro país es el que cuenta con mayor número de bares del mundo -260.000 en funcionamiento, lo que supone uno por cada 175 habitantes, según datos de la consultora Nielsen- y García es el apelativo más común en estas tierras -hay registrados 1.470.005 según datos del Instituto Nacional de Estadistica (INE)-.

La nueva enseña del grupo de restauración, bautizada con el nombre de Casa García, apuesta por el bar tradicional y tiene como objetivo actualizarlos y modernizarlos. Se trata de un concepto de bar de toda la vida en el que se da protagonismo a la tapa tradicional en un entorno cuidado y actualizado. "En Comess Group somos firmes defensores del bar y España es un país con mucha tradición de bares. La idea surge para reconvertir los bares de toda la vida y darles una nueva oportunidad", cuentan desde la firma de restauración. La idea del grupo con Casa García es reconvertir las tascas tradicionales manteniendo la esencia y el encanto de los bares de siempre, pero que puedan funcionar con el apoyo de un grupo de restauración organizada que los "hará más fáciles de gestionar, con mejores servicios de compra y con servicios de diseño de carta o marketing plenamente a su disposición", indican.

Las ventajas para quienes transformen su bar son las que le aportan pertenecer a un grupo franquiciador. De esta manera, los precios de compra de los productos siempre serán mucho menores perteneciendo a una red que si se opera de manera individual y, además, hay toda una serie de servicios adicionales, como marketing, asesoría en operaciones, formación... que la central franquiciadora pone a disposición de sus franquiciados.

Desde Comess Group señalan que es complicado realizar una estimación de cuál es el ahorro que puede suponer para un bar tradicional formar parte de una red de franquicias, puesto que tienen ofertas muy diversas y existen variaciones en función de los productos. De esta forma, apuntan que el ahorro puede llegar a superar el 50% en algunos productos y que nunca será menor del 15%.

La transformación de un bar tradicional en un Casa García puede hacerse por menos de 5.000 euros

Casa García acaba de echar a andar y todavía no cuenta con ningún local operativo. El grupo tiene previsto abrir las primeras unidades de la marca antes de que acabe el año. "La marca está despertando interés tanto en bares como en inversores que quieren partir de cero", señalan desde la compañía franquiciadora. La transformación de un bar tradicional en un Casa García puede hacerse por menos de 5.000 euros y el periodo en el que se realiza el cambio no supera las tres semanas. El contrato de franquicia para poner en funcionamiento un Casa García se renueva de forma anual, no es necesario canon de entrada y se exige un royalty fijo.

De hecho, existen tres modalidades de franquicia en función de la reforma del establecimiento y de los servicios que el abanderado desee. El modelo de inversión básico parte de los 5.000 euros con un pago mensual de 240 euros e incluye el rótulo, banderola, cartelería, interior, vajilla, pintura y carta. El siguiente sería el modelo de inversión estándar que incluye lo mismo que el anterior más decoración, barra y contrabarra por una inversión inicial de 30.000 euros y 360 euros mensuales. Por último, el plan premium, destinado a los inversores, que incluye la reforma completa del local, incluyendo mobiliario, por una inversión de 50.000 euros y una cuota mensual de 720 euros, según la información de la marca en su página web.

Además, aunque el reciclaje de bares es el objetivo principal por el que se ha puesto en marcha Casa García, también se puede montar un local de la firma desde cero, sin ser propietario de ningún establecimiento.

Por otra parte, uno de los aspectos que más se han cuidado en el desarrollo de la nueva enseña es todo lo que tiene que ver con su carta. Casa García ofrece una amplia variedad de opciones desarrolladas por prestigiosos chefs. Una estrategia que tiene por objetivo fidelizar al cliente a través de una selección gastronómica de calidad en un entorno cuidado y actualizado. La enseña ofrece a sus franquiciados formación en tiraje de cerveza y servicio de vino.

Comess Group cuenta con una amplia experiencia en la gestión de marcas de restauración, con una trayectoria de más de 30 años como franquiciador. En la actualidad, la compañía gestiona un total de 11 marcas comerciales: Lizarran, Gastro by Lizarran, Don G, Cantina Mariachi, Pasta City, Pieology, Cold Stone, The Counter, Built, BeZumm y Casa García, y tiene presencia internacional en 13 países con más de 350 establecimientos en funcionamiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.