Franquicias

China acapara más de la mitad de las franquicias españolas en Asia

  • El potencial del continente es infinito, ante el auge de las clases medias
Imagen de Istock

La debilidad del consumo que la crisis económica impuso en España provocó que muchas firmas nacionales hicieran las maletas y se embarcaran en aventuras internacionales para, con un poco de atino y otro poco de suerte, poder dar rienda suelta a sus planes expansionistas. Más noticias en el suplemento gratuito elEconomista Franquicias y Emprendedores

Planes que se antojaban complejos en el mercado doméstico. Aquella apuesta puso sobre todo en el punto de mira a muchos países de Latinoamérica, donde nuestras firmas pueden hablar su lengua materna. No fueron los únicos.

Las ansias de llevar sus negocios fuera de nuestras fronteras llevó a muchas enseñas a desembarcar en Asia y más concretamente en su mayor gigante: China. Prueba de ello es que el mercado chino acoge más de la mitad de los establecimientos que la franquicia española ha abierto en Asia: 994 de los 1.782 que hay en total, según datos de la Asociación Española de Franquiciadores.

Datos que también indican que China es el país con mayor número de enseñas españolas en Asia, con un total de 30. Por detrás se sitúan países como Japón, India o Singapur, con 155, 87 y 68 locales operativos, respectivamente.

Potencial infinito

Como ocurre en los demás continentes los sectores de la moda, la hostelería y la belleza y la estética son los que más tirón están teniendo en Asia. Sin embargo, el potencial del continente es infinito, teniendo en cuenta el auge de las clases medias de muchos de sus países y la poca, todavía, penetración que ha tenido la franquicia si lo comparamos con otros continentes. Mientras en Europa, las franquicias españolas disponen de más de 10.400 locales operativos y en América de más de 5.700, el número de establecimientos que nuestras firmas franquiciadoras tienen en China no llega todavía a los 2.000.

Salvo sorpresas inesperadas, esas variables sitúan al continente asiático como un mercado de oportunidades para las marcas españolas y más concretamente a China , que cada día se antoja más puerta de entrada a todo el continente. De hecho, en los últimos meses, el gigante asiático ha sido el lugar elegido por muchas de nuestras marcas para desplegar ambiciososo planes de expansión.

Un ejemplo de ello lo protagoniza Llaollao. La compañía, especializada en la venta de yogurt helado, ha desvelado recientemente su intención de abrir 80 establecimientos en China , donde aterrizó hace menos de un año, en junio de 2014. No es la única.

Su rival Smöy, también de bandera nacional, no se queda atrás en la carrera expansionista en China y ya ha firmado un máster fanquicia con una empresa para desarrollar la marca en la provincia de Zhejiang. Las primeras aperturas serán en la capital de la región, Hangzhou, y en Ningbo, una de las tres ciudades más importantes de esta área geográfica, gracias entre otras cosas a su puerto marítimo. El acuerdo alcanzado prevé la apertura de 60 unidades en los próximos 5 años.

Restauración y moda

Aunque es sobre todo el sector de la restauración el que ve en China oportunidades de negocio, otras ramas como la moda tampoco son ajenas al potencial asiático.

Una de las últimas en anunciar la intención de llegar a China es Tous. La firma de joyería vuelve a China cinco años después de replegarse por ser un mercado complicado, dominado por las falsificaciones y donde no logró congeniar con el socio local con el que operaba. Ahora, la compañía del osito regresa al país de la mano de Parkson, una división de distribución comercial de The Lion Group, un conglomerado de inversión con divisiones de distribución, siderurgia y tecnología.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin