Franquicias

Las franquicias, obligadas a invertir en su estrategia online

  • La pandemia ha modificado los hábitos de compra de los consumidores
  • Las enseñas tienen la necesidad de a adaptarse a los nuevos tiempos
Imagen de Istock.
Madrid

La pandemia provocada por el coronavirus ha modificado muchos de los hábitos cotidianos de los ciudadanos de todo el mundo. Uno de los aspectos que han cambiado es el del consumo, después de ver cómo los niveles de compras online crecían por encima de los ritmos anteriores, ya de por sí elevados.

Y en concreto en España esa tendencia se ha pronunciado aún más. Es una de las conclusiones que refleja el informe E-Commerce elaborado por la plataforma de gestión de envíos Sendcloud. En concreto, el estudio indica que los españoles compran al menos dos veces al mes por internet, una media de casi seis productos. Cifras superiores a las registradas en otros países de nuestro entorno más cercano.

Esta nueva realidad obliga a los responsables de cualquier negocio a repensar su estrategia online. Vender los productos en cualquier país del mundo, estar abierta las 24 horas, aumentar la cartera de clientes o reducir los gastos del negocio son algunos de los beneficios de disponer de una tienda virtual.

Incluyendo a las franquicias, que deben ser conscientes de las ventajas que ofrece disponer de una tienda online, sobre todo en estos momentos de crisis sanitaria y económica en los que tanto está aumentando la venta de productos y servicios. Y es una tendencia sin vuelta atrás, porque cada día más personas descubren la comodidad de poder comprar desde cualquier sitio con un dispositivo conectado a internet.

"Las posibilidades de un negocio online optimizado, con una imagen que transmita confianza y profesionalidad, junto a unos precios competentes en los productos, es la solución que puede hacer incrementar las ventas de una empresa y llegar a un público al que no hubiéramos llegado nunca de no ser por disponer de un espacio online", explica Nacho García, director web de Tusideas, compañía especializada en servicios web.

La compañía ha analizado cuáles son las ventajas de dar el salto al comercio electrónico, y por qué es necesario que lo hagan cuanto antes.

La primera es que permite vender en todo el mundo. Pero para eso es importante que la tienda esté bien traducida a otros idiomas, especialmente a los más importantes y hablados, como pueden ser el inglés, el francés o incluso el chino, para evitar barreras lingüísticas.

Otra gran ventaja es que permite estar abiertos las 24 horas todos los días del año. De esta forma se puede competir con cualquier negocio del mundo, sin preocuparse de si en otros puntos los horarios son distintos.

Conocer al cliente

También es muy importante el hecho de que las ventas online permiten conocer en profundidad al cliente y sus preferencias, gracias al big data y el análisis de datos. Un aspecto clave de cara a ofrecerle campañas y ofertas personalizadas, y así fidelizar a ese consumidor de una manera más eficaz.

En la misma línea, la web también facilita el contacto de la cadena con los consumidores y la atención al cliente. El usuario puede contar con numerosas herramientas para dejar su opinión: valoraciones, dejar notas, etc. Todo muy útil para que la empresa pueda seguir mejorando sus servicios.

Además, una tienda online mejora la imagen del negocio, al transmitir que está preparado para el comercio actual. Ha de estar actualizada, contar con precios competitivos, ofrecer novedades y promociones, etc. En definitiva, completa y complementa el negocio físico.

Pero además, y quizá sea una de las cuestiones más importantes, es que lanzar un ecommerce requiere de una inversión económica inferior a la necesaria para implantar una tienda física.

"Vender los productos a través de internet permite que no exista límite alguno y que todo sean ventajas, ya que las pymes y franquicias que dispongan de una tienda online podrán aumentar sus ventas y lograr que sus negocios sean más grandes y rentables", explica Franck Pitance, fundador de Tusideas.

El paso de Mango

Una de las marcas que ha dado pasos importantes en esta línea en los últimos meses es la cadena de ropa Mango. La compañía ha incluido a sus tiendas franquiciadas en el negocio en línea de la marca, dando "un nuevo paso" en la omnicanalidad, iniciativa que se implementará con efectos retroactivos a 1 de enero de este 2020.

La empresa compartirá con ellas la facturación alcanzada en el comercio electrónico según las ventas en su área de influencia, ha indicado en un comunicado este lunes.

Esta iniciativa se aplicará inicialmente a las franquicias de España, Francia y Holanda, países con gran volumen de tiendas franquiciadas, 142, 82 y 18, respectivamente.

En la actualidad, la red de tiendas de Mango, tanto propias como franquiciadas, efectúa diversas iniciativas omnicanal, como la entrega y devolución de pedidos virtuales, así como ventas en tienda física con el stock de la tienda en línea.

Mango ha remarcado que avanzará en iniciativas Customer Centric, favoreciendo los flujos operativos para optimizar el stock y acercarlo a sus clientes.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin