Franquicias

El Grupo Miele prevé abrir 50 lavanderías Bloomest en Andalucía en los próximos cinco años

  • La franquicia cuenta ya con una tienda en Granada y otra en Huelva
Madrid

Bloomest, marca de lavanderías autoservicio que pertenece al Grupo Miele, ha anunciado un plan de expansión en Andalucía, donde prevé abrir 50 tiendas en los próximos 5 años. Las próximas aperturas supondrán una inversión directa de tres millones de euros, uno de ellos en el territorio en obra civil a través de empresas locales.

La franquicia, que cuenta ya con una tienda en Granada y otra en Huelva, supera las 50 tiendas estando presente en Madrid, Cataluña, Castilla y León, Baleares, Canarias, zona norte y zona Levante. La tecnología que la compañía aporta a las tiendas permite, por un lado, que el gestor pueda monitorizar en remoto toda la lavandería sin tener que estar presente, y realizar promociones específicas para cada cliente gracias a una plataforma de fácil gestión.

En cuanto a los locales, tienen una dimensión de entre 50 y 100 metros cuadrados y los puntos de interés son dos: las grandes ciudades como Madrid o Sevilla, y aquellas regiones que tengan más de 6.000 habitantes. En la actualidad, un 30% de los clientes de las más de 50 lavanderías autoservicio que la franquicia tiene en todo el territorio español son restaurantes de barrio y los profesionales de la hostelería y hotelería suponen un 20% de los franquiciados de Bloomest.

El modelo de franquiciado se define como 'flexible', ya que no se cobra ningún porcentaje sobre ingresos ni ningún canon de entrada al franquiciado. La inversión de una tienda es a partir de los 49.000 euros, comprometiéndose la marca a dar soporte, tanto en el momento de la apertura como durante el desarrollo, para asegurar una gestión eficaz y optima rentabilidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.