Pymes y Emprendedores

Los límites del 'Efecto Luna de Miel': la felicidad y la motivación de comenzar en un nuevo trabajo dura 64 días

  • El excedente de felicidad toca fondo cerca del séptimo mes en la compañía
Imagen de Getty

El 'Efecto Honeymoon' (o 'Efecto Luna de Miel', en castellano) hace referencia a la felicidad y la motivación extra que se consiguen cuando un empleado comienza a trabajar en una nueva empresa. Pero toda persona que haya vivido esa sensación sabe que este idilio no es eterno.

Pero, ¿cuánto dura? Un estudio de la Universidad de Emiratos Árabes Unidos y de la plataforma Happyforce determina que esta luna de miel del empleado dura en concreto 64 días. Poco más de dos meses.

El estudio, que se extendió durante dos años y medio, se basó en la actividad de 4.296 empleados -815 de los cuales comenzaban a trabajar en una empresa nueva-, todos los cuales utilizaban la plataforma de Happyforce, que mide el bienestar de los empleados. Los investigadores descubrieron que los nuevos contratados llegan a las empresas con un excedente de felicidad en comparación con quienes llevan allí trabajando más tiempo.

El 'Efecto Luna de Miel' toca fondo en el séptimo mes en la compañía

Este excedente de felicidad, además, sigue descendiendo, hasta alcanzar su mínimo cerca del séptimo mes, en el día 220. La caída desde el comienzo de la luna de miel hasta ese punto más bajo en el índice de felicidad es del 29%.

"Lo que hemos descubierto es que, además de llegar a la nueva empresa con una felicidad mayor que la media, los nuevos empleados entran después en un periodo valle de unos cinco meses", asegura Álex Ríos, CEO de Happyforce. "Saber esto debería servir a las empresas para diseñar políticas adecuadas de bienvenida de empleados", apunta.

Después de ese descenso en la felicidad, comienza un periodo de reversión a partir del séptimo mes que finaliza entre el octavo y el noveno mes, cuando el índice de felicidad del nuevo trabajador se equilibra con el de sus compañeros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

VIO
A Favor
En Contra

¿Cuál es el índice de felicidad de nuestros queridos funcionarios que llevan años y años en el mismo puesto de trabajo hasta el punto que hablan de él como “tengo la plaza en propiedad? Sin duda muy bajo. Los sindicatos CCOO y UGT deberían centrar sus esfuerzos en luchar contra el absentismo laboral de este gremio de trabajadores que perjudica gravemente al resto de la sociedad, y no en esconderlo y en conseguir aún mayores privilegios para ellos hasta el punto que gozan de privilegios tan exagerados como los antiguos mandarines.. Por tano, CCOO y UGT a Venezuela por falta de patriotismo. Como ejemplo ahí está la huelga de RENFE.

Puntuación -2
#1