Pymes y Emprendedores

Crowdlending, el futuro de la financiación para las empresas españolas

  • Las compañías solicitan de media 541.552 euros bajo esta modalidad
Imagen de Dreamstime

Tras los años de crisis que han marcado la actividad económica española, la recuperación empieza a notarse. Y las pymes, que en España suponen el 99% del conjunto empresarial, han conseguido volver a situarse en la senda del crecimiento y siguen siendo las que más puestos de trabajo crean. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Pymes, Autónomos y Emprendedores

Sin embargo, uno de los principales problemas de las pequeñas y medianas empresas continúa siendo el acceso al crédito. Los avales imposibles o el endurecimiento de las garantías requeridas han llevado a que la obtención de financiación se convierta en un laberinto.

A pesar de todo, los datos son positivos. Según un reciente estudio, el 32% de las pymes considera que existe una mayor disposición por parte de los bancos para conceder préstamos a los empresarios. Esto se debe, en parte, a que cada vez existen más proveedores financieros que han ido adaptando sus productos a las necesidades de los clientes -pymes y autónomos-.

En este sentido, el crowdlending si bien todavía no representa un peso muy relevante, puede suponer una alternativa complementaria a otras opciones más tradicionales, además de un nuevo producto de inversión para los inversores. A partir de 50 euros cualquier persona puede invertir en el crecimiento de una pequeña y media empresa a cambio de un porcentaje de rentabilidad. Es lo que se llama crowdlending (P2P) o préstamos de particulares a proyectos empresariales a través de una plataforma online.

Evolución positiva

Según ha revelado la fintech Lendix al cumplir tres años en el mercado europeo y más de un año en el español, las empresas españolas solicitan de media unos 541.552 euros a través de la modalidad del crowdlending.

Esta media es superior a la de Italia y a la de Francia cuya cifra media de volumen de préstamos solicitados mediante esta alternativa está por debajo del medio millón de euros, concretamente en 415.939 euros en Francia y 492.517 euros en Italia lo que demuestra que en nuestro país la financiación mediante crowdlending está creciendo y que, poco a poco, se está convirtiendo en una fuente de financiación alternativa más con la que las empresas pueden contar para diversificar sus fuentes y así no tener que recurrir siempre a la financiación bancaria tradicional.

En palabras de Grégoire de Lestapis, CEO de Lendix España, "la evolución del crowdlending en España está siendo muy positiva. Antes de la aprobación de la Ley de Financiación Alternativa, solo las empresas que facturaban por encima de los 40 millones de euros tenían acceso a los mercados de capitales".

Asimismo, Lestapis añade que había un vacío para las compañías que facturan de entre 1 y 30 millones de euros, que las empujaba a recurrir a los bancos. Sin embargo, cree que ahora pueden diversificar sus fuentes de financiación más allá del sistema bancario tradicional y gracias al crowdlending.

En cuanto al plazo de amortización medio, cabe destacar que en España los prestamos mediante crowdlending se suelen amortizar en un plazo de unos 45 meses, un plazo que en Francia es superior, pues alcanza los 50 meses, y en Italia es algo inferior, pues la media está en 38 meses.

Necesidad por regiones

Con respecto al riesgo y a la calificación de los préstamos solicitados mediante crowdlending en los tres países citados, Francia, Italia y España, se consideran de riesgo medio y eso hace que los tipos de interés que se cobran por ellos no sean muy altos, del orden del 4% al 6,75%.

En lo que hace referencia a los motivos por los que se solicita financiación mediante crowdlending, el principal de ellos es el de hacer crecer a la compañía bien sea mediante su internacionalización, bien llevando a cabo campañas de marketing o bien mediante inversiones en bienes de equipo, por citar solo algunos ejemplos.

A nivel regional, las necesidades financieras son superiores para las empresas situadas en el norte, este y el levante español que para las del centro y sur. Según el estudio de Lendix, las empresas valencianas pidieron prestado de media 1,1 millón de euros para dinamizar sus negocios a través de la modalidad del crowdlending, muy por encima de las compañías catalanas, cuya media fue de 780.000 euros, las navarras con 625.000 euros y las de Baleares con 550.000 euros.

En cambio, la media solicitada por las empresas madrileñas bajo la modalidad del crowdlending fue de 480.000 euros, mientras que en Castilla-La Mancha se sitúa en 355.000 euros y en las Islas Canarias en 120.000 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado