Pymes y Emprendedores

Los emprendedores coinciden, es muy buen momento para las startups

  • Los emprendedores apuestan por la aplicación de políticas sostenibles
  • Los líderes de startups ponen en valor la digitalización para el futuro
Este viernes,16 de abril se celebra el Día Mundial del Emprendimiento. eE
Madrid

El día de hoy, y como cada 16 de abril, se celebra el Día Mundial del Emprendimiento. Una fecha que presente dar visibilidad a uno de los sectores en auge a nivel global y en el que se celebra el espíritu emprendedor que impulsa a generar una idea, desarrollarla y llevarla a cabo para intentar mejorar el lugar en el que vivimos. Para ello, hemos hablado con cinco emprendedores para que nos den su visión acerca del ecosistema emprendedor y el papel de figuras como las suyas en el futuro más próximo. En lo que todos coinciden, es que este momento es un muy buen momento para emprender y lograr el construír nuestro futuro.

En esta ocasión, el año ha venido marcado por el coronavirus, cuando el año pasado solo llevábamos un mes de pandemia y no conocíamos el alcance temporal que esta podría tener para nuestra economía. Emprender en este tiempo ha sido todo un reto, rodeado de las corrientes inseguridades que puede ocasionar una decisión tan importante como la de llevar a cabo una idea en momentos como los actuales.

Para José Manuel Cartes, CEO y fundador de Libeen, "la pandemia ha sido muy positiva, nosotros los emprendedores estamos acostumbrados a navegar en aguas revueltas y la pandemia nos ha cogido bastante entrenados, un un emprendedor está acostumbrado a esto. En situaciones como éstas nos desenvolvemos bastante bien porque solemos ganar en este tipo de situaciones. Hay muchas startups que han nacido en crisis profundas y la figura del emprendedor es bastante resistente a la hora de afrontar un problema; yo siempre digo a nuestro equipo que el coronavirus ha provocado un tsunami en nuestra sociedad y solo tenemos 3 opciones: Amarrarnos a algo y dejar pasar la ola; morir con esta ola; o remar fuerte y cogerla. Es un momento excelente para los emprendedores que sepan aprovechar el momento y tengan cintura".

Por otro lado, la necesidad de perfiles emprendedores centrados en la innovación y en la digitalización son más imprescindibles que nunca para las empresas, que incluso pueden llegar a recibir ayudas estatales provenientes de los fondos de reconstrucción de la Unión Europea para acometer estos procesos, tan importantes para las empresas que quieran estar adaptadas a los tiempos futuros. Una de estas startups ha sido Tuvalum, su CEO y cofundador, Alejandro Pons, que se ha adaptado a la digitalización a raíz de la situación sanitaria. "Nosotros desarrollamos u proyecto de digitalización durante la cuarentena y ya somos 100 % digitales. Sí que es cierto que, durante la cuarentena, tuvimos que hacer el trabajo 100% online, que era algo nuevo para nosotros, pero nos adaptamos la manera con una forma muy rápida y sencilla", comenta.

Actualmente, fuera de las circunstancias económicas, sociales y sanitarias en las que nos encontramos sumergidos, nos encontramos ante dos de las generaciones más emprendedoras de los últimos tiempos: los millennials y la Generación Z; o lo que es lo mismo, los nacidos después de 1980 y que han vivido desde muy pequeños la digitalización, el desarrollo tecnológico y, por suerte o desgracia, el haber vivido las últimas crisis y las dificultades para acceder al mercado laboral, ha hecho que las personas de estas generaciones hayan desarrollado una mayor adaptación y carácter para afrontar y resolver las adversidades.

Estos jóvenes han eliminado el estigma de que solo se podía llegar a triunfar trabajando para una gran empresa u obteniendo la seguridad económica que siempre nos han inculcado que daba el trabajar como funcionario. Estos perfiles emprendedores están apostando por la puesta en marcha de ideas innovadoras que pueden tener cabida en nuestra sociedad actual. Para emprender los CEO coinciden en la importancia de la actitud y el trabajo para desarrollar una idea; para Fran Villalba, CEO y fundador de Internxt, "se necesita trabajar en algo que realmente apasiones, si no trabajas en algo que claramente te gusta y lo haces solo porque te gusta no vas a durar mucho. Hay épocas mejores y épocas peores, luego tienes que trabajar un montón de horas, o sea, que si no te apasiona lo que haces no te va a ir bien."

La crisis actual derivada del coronavirus es todavía un misterio para las empresas de todos los tamaños y de todos los sectores. La idea asociada al éxito en el emprendimiento actual radica en la digitalización, punto clave en el contexto en el que nos encontramos y una de las condiciones que tienen las empresas para poder acceder a los ansiados y ya mencionados fondos de reconstrucción europeos. En el caso de los líderes con los que hemos podido hablar, sus startups ya están 100% digitalizadas, habiéndose adaptado a esta circunstancia con el confinamiento; en palabras de Mario Espósito, CEO de Classlife, "es fundamental, es lo que permite ganar velocidad, llevar una organización de equipo y de recursos correcta para que podamos focalizarnos en el producto y el proyecto, y no en las burocracias. Es un momento fundamental para poder establecer una conexión con las personas y poder conectar con ellos a través de las herramientas que nos da la digitalización".

En un período en el que las corporaciones han sufrido tantos reveses a causa del virus, la consecución del dinero europeo abre un abanico muy grande de posibilidades para todas aquellas entidades que piensen en comenzar un proceso de digitalización, innovación o sostenibilidad, anticipándose así a las empresas que esperen a los fondos para comenzar con sus transformaciones para el futuro a los fondos europeos.

En este sentido, todos los líderes de estás pequeñas empresas creen que el dinero europeo puede ayudarles en su desarrollo, a excepción de Marco Conde, CEO y cofundador de Motoreto, que no confía demasiado en el papel que jugarán esos fondos en empresas como la suya, aunque espera no llevar la razón. "Es normal pensar que juegan un papel importante, pero la realidad es otra porque, a día de hoy, los fondos europeos siempre están ahí, como una opción para impulsarnos a las empresas, pero hay menos fondos y menos opciones de optar a ellos de lo que me gustaría. Creo que debería ser bastante más accesible y, sobre todo, debe haber bastante más fondos disponibles y menos burocracia para acceder a ellos. Al final el emprender va a generar bienestar en la sociedad y si no se apoya va a costar más tener bienestar para el país", sentencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin