Pymes y Emprendedores

Amor en el trabajo: la oficina sigue siendo más efectiva que Tinder para encontrar pareja

  • El 89% de los empleados han sentido atracción por un compañero
  • El 11% han llegado a mantener relaciones con su jefe directo
Las generaciones más antiguas son más propensas a salir con compañeros. Imagen de Dreamstime
Madrid

A pesar de las múltiples aplicaciones que han surgido en los últimos años para encontrar el amor o lo que surja, junto con la importancia que han ganado las redes sociales para estos menesteres, hay un espacio cuya importancia sobrevive en este campo de las relaciones: el trabajo. Y es que, pese a todos los avances tecnológicos, parece que el refrán de que el roce hace el cariño sigue vigente, y al final 8 horas al día compartiendo espacio con una persona parece que tienen consecuencias.

Casi una de cada cinco parejas se han conocido en el puesto de trabajo, según un estudio de Google. Y para profundizar en este aspecto, desde Zety han llevado a cabo un estudio, a partir de 1.000 encuestas, que refleja que el 89% de las personas se han sentido atraidos alguna vez por un compañero de trabajo. "La proximidad es el factor más importante al enamorarte de alguien", aseguran desde la compañía en un comunicado. "Imagínate estar rodeado de personas de tu misma edad, que comparten tus intereses profesionales, viven en tu misma área y provienen de un contexto similar al tuyo… Esa es la realidad de la mayoría de las oficinas. Por lo que es prácticamente imposible no toparte con alguien que te gusta", concluyen.

Sin embargo, que surja la atracción no quiere decir la relación llegue a consumarse. Un romance con un compañero supone muchos inconvenientes, y no todo el mundo se atreve a dar el paso. Pero según dicho estudio, un 58% sí que decidieron intentarlo. Una tendencia que se ve sobre todo entre los trabajadores de más edad. El 64% de la generación X y los Baby Boomers se han visto involucrados con colegas, comparado con tan solo el 53% de la generación Z y los millennials. "Cuanto más vives, más posibilidades tienes de formar parte de una historia romántica de oficina", explican desde Zety.

Conscientes de las implicaciones que puede suponer para el resto de compañeros, el 75% de los empleados que salieron con un colega trataron de mantener su relación en secreto dentro de la oficina. Aunque con poco éxito: el 82% asegura que pronto los demás se enteraron de la relación. Y cuanto mayor es la empresa, más difícil mantener ese secreto. "Puede ser porque en las compañías más grandes hay más personas que te pueden pillar infraganti o porque las parejas secretas de las compañías más pequeñas se esfuerzan más por ocultar su romance", explican.

Jerarquía

Otro aspecto que revela el estudio es que más de la mitad de los trabajadores (el 57%) salieron con alguien de su mismo nivel de jerarquía. Un 24% de los encuestados reconoce que salió con un subalterno, y al otro lado, un 11% dice que salió con su jefe. Mientras que el 8% restante salió con alguien de una posición más elevada, pero no jefe directo. En este sentido, un 11% de los encuestados aseguran que no les gustaría salir con su jefe directo.

Aún así, la gran mayoría de las relaciones románticas en las oficinas ocurre entre colegas. Sin embargo, no es sorprendente. En este sentido, desde Zety aseguran que en términos legales y de acuerdo a las políticas de las compañías "el concepto de 'dormir con el jefe' se vuelve mucho más complicado".

Y, por último, ¿qué efecto tuvo esa relación romántica en el aspecto laboral? Para el 54% de los encuestados, no supuso ningún cambio, e incluso para un 28% la relación laboral mejoró. Sin embargo, un 18% asegura que la relación empeoró tras encamarse.

Otro aspecto a tener en cuenta, sobre todo en el caso de las relaciones puntuales entre compañeros, es dónde se llevan a cabo. El estudio refleja que, de entre los encuestados que se acostaron con un compañero, el 35% lo hizo fuera del trabajo, el 26% lo hizo en la oficina, el 21% durante una fiesta laboral, el 13% en un viaje de negocios y, por último, el 5% durante un evento de la compañía.

Cotillas y chivatos

Para finalizar, el estudio también investiga cómo reacciona el resto de la gente al descubrir que hay parejas sexuales en la oficina. Y el 35% de los participantes reconoce que cotillerarían con otros compañeros. Mientras que un 21% iría más allá y reportaría la situación al departamento de RRHH o a la administración.

Para este estudio, Zety recolectó respuestas de 966 encuestados que respondieron por medio de la herramienta de Amazon Mechanical Turk. Los entrevistados consistieron en un 59% de hombres y 41% de mujeres. El 9% tenían 24 años o menos, el 52% tenían entre 25 y 38 años de edad, el 27% estaba entre los 39 y los 58 y el 12% tenía 59 años o más.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin