Pymes y Emprendedores

Estrés y dificultad para conciliar: los retos de las empresas ante la acelerada transformación digital

  • El trabajo en remoto y la conexión constante, las mayores dificultades
  • El 94% de compañías españolas han implementado el teletrabajo
Imagen de Dreamstime
Madrid

La pandemia provocada por el coronavirus y las consiguientes restricciones aplicadas para tratar de mitigar sus efectos han provocado, entre otras cosas, que se acelere el proceso de digitalización de muchas empresas. Estas han tenido que enfrentarse antes de lo previsto a nuevas herramientas y nuevos modelos de organización.

Este escenario supone un gran reto para las compañías, tanto por la dificultad para implementar soluciones digitales como por las consecuencias que puede tener para sus plantillas.

De hecho, un 98% de las empresas confiesa que la transformación digital les está suponiendo un reto, sobre todo en lo relativo al trabajo remoto y la constante conexión. Así lo refleja el estudio 'Retos de las empresas españolas en la era Covid-19', elaborado por Sodexo Beneficios e Incentivos, que destaca además que el 94% de las compañías han implementado o tenían implementado el teletrabajo.

Otras respuestas que destaca el informe es que el 63% de las empresas cree que se crearán puestos de trabajo en remoto o que habrá una conversión de puestos de trabajo tradicionales a remotos, debido a la crisis sanitaria.

Conciliación y estrés

Entre los problemas que se han encontrado las empresas en este proceso de digitalización destacan la conciliación de los empleados con hijos y mantener una comunicación fluida entre las áreas, según el estudio.

Además, estas nuevas formas de trabajo originan nuevas necesidades en los empleados, ya que durante estos meses las empresas han experimentado un aumento de estrés generado por la hiperconectividad, así como problemas de adaptación de diferentes generaciones. Según el estudio, un 31% de las empresas han identificado que las generaciones más mayores son las que están teniendo más problemas para adaptarse a esta nueva realidad.

Como parte del análisis, Sodexo ha identificado una serie de medidas que las compañías están llevando a cabo para mitigar los efectos de esta digitalización acelerada.

Refuerzo de la comunicación

Debido al teletrabajo, al 42% de las empresas les cuesta mantener una comunicación fluida entre las áreas. Trabajar a distancia está siendo todo un reto para que las compañías logren tener una correcta comunicación y hacer llegar los mensajes a sus empleados. Para solventar este problema, el 66% han reforzado la comunicación interna de la empresa y el 22% han ofrecido formación sobre la gestión de equipos en remoto a los líderes de personas.

Formación para trabajar en remoto

Para realizar el trabajo en remoto los empleados deben conocer el funcionamiento de las herramientas digitales necesarias: servicios de almacenamiento en la nube, herramientas de mensajería, apps para acciones específicas como fichar o hacer videollamadas… El teletrabajo ha traído consigo la necesidad de aprender a usar apps y servicios digitales específicos para llevar a cabo la actividad diaria. Ante esta situación, el 44% de las empresas ha ofrecido soporte continuo y formación sobre el trabajo en remoto a toda la plantilla.

Soporte continuo a empleados menos digitales

La adecuación de los perfiles menos digitales también es una dificultad que están encontrando las empresas, tal y como afirma un 34%. Para las generaciones menos digitales como la Generación X o la Baby Boomers estas nuevas formas de trabajo suponen un mayor problema, por lo que muchas empresas han decidido sacar el máximo partido al 'mix generacional' de su plantilla. Así, el 20% de las compañías plantea crear grupos de 'soporte' de empleados más digitales de cara a ayudar a los menos habituados a estas formas de trabajar.

Mitigar el estrés por la hiperconectividad

Para el 36% de las empresas, uno de los problemas de la digitalización que más les está costando es mitigar la hiperconectividad que están sufriendo los empleados. Las jornadas de teletrabajo que se alargan en casa y la imposibilidad de desconectar tras la jornada laboral están afectando al bienestar de los trabajadores. Ante este problema y para garantizar el descanso digital, se está trabajando en la desconexión fuera del horario laboral y durante las vacaciones (61%), en programas de wellness (39%) y dando formación y sensibilización del uso de las TIC (28%).

"Un ejemplo de los efectos de esta acelerada digitalización puede ser el estrés generado por la hiperconectividad de los empleados", explica Miriam Martín, directora de Marketing de Sodexo Beneficios e Incentivos. "Si antes la pandemia pasábamos cada vez más horas conectados a dispositivos tecnológicos, ésta ha tenido un efecto multiplicador. Si tenemos en cuenta que el teletrabajo ha llegado para quedarse las empresas tendrán que contribuir a reducir ese estrés", concluye.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.