Pymes y Emprendedores

Mr Jeff compra Entrenarme y se alía con Oh My Cut para expandirse al 'fitness' y la belleza

  • La firma denomina Jeff la marca paraguas de todos sus servicios
  • La cadena valenciana de lavanderías alcanza los 500 empleados
  • Cuenta con un total de 1.780 franquicias en 32 países del mundo
Eloi Gómez, CEO y cofundador de Jeff. EE
Valencia

La compañía valenciana Mr Jeff avanza en su propósito de convertirse en una "súper aplicación" de servicios. La enseña, que ha alcanzado las 1.780 franquicias en 32 países con su servicio de lavandería y tintorería a domicilio, se adentra ahora en los campos del 'fitness' y la belleza con la compra de la plataforma Entrenarme y un acuerdo de colaboración con la cadena de peluquerías Oh My Cut!. En la misma línea, introduce la marca Jeff para el conjunto del grupo y pasa a denominar Beauty Jeff, Fit Jeff a las nuevas "verticales". Mr Jeff, en adelante, dará solo nombre al segmento de lavandería.

Eloi Gómez, CEO de Jeff, precisa a elEconomista que en el caso de Oh My Cut! se trata de una alianza entre empresas por un periodo de diez años por el que la startup valenciana aportará su tecnología y su conocimiento como franquiciador mientras que la cadena de peluquerías hará lo propio con el 'know how' del negocio de belleza, todo con el propósito de expandir el servicio 'Beauty Jeff' a nivel internacional. La red actual de alrededor de 75 establecimientos (cuatro de ellos en México) conservará la denominación Oh My Cut! y los venideros adquirirán la nueva denominación. El primero abre al público este miércoles en Argentina.

La estrategia es similar con Entrenarme y su plataforma SpaceFit, pero en este caso Jeff ha comprado la startup valenciana de Diego Moyá y Sebastien Borreani, que pone en contacto a usuarios y entrenadores personales de multitud de disciplinas como yoga, pilates, 'Hiit' o entrenamiento funcional. Ambos dirigentes se integran en el equipo de Jeff y serán los encargados de liderar la vertical 'Fit Jeff', que ofrecerá estas actividades en establecimientos denominados "oasis".

La compañía no quiso revelar el importe de esta adquisición ni tampoco los detalles económicos de la alianza don Oh My Cut!, empresa que también intentó comprar pero con la que, al no prosperar la operación, alcanzó finalmente un acuerdo de colaboración, según ha podido saber este diario.

Aprovechar la red actual

El objetivo de Jeff es ahora aprovechar la red de clientes y franquiciados de la que ya dispone para crecer con sus nuevos servicios de 'fitness' y belleza. La APP y la web de Jeff pasará a ofrecer, además de lavandería y tintorería, la nueva oferta, del mismo modo que su desarrollo será ofertado a los franquiciados con los que ya opera. Tanto es así que "los primeros franquiciados de las nuevas verticales serán personas que ya contaban con una franquicia de Mr Jeff", detalla Gómez.

"Desde Jeff queremos empoderar a los pequeños comercios y negocios de toda la vida, que buscaban dar servicios de bienestar a sus clientes pero que la total digitalización del mercado les estaba relegando al olvido y a perder competitividad. Jeff les da la oportunidad de integrarse en una red de franquicias de la que se beneficiarán de todo el poder digital, pero sin perder la actividad y el trato personal que les hace únicos", afirma el empresario.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.