Pymes y Emprendedores

Las pajitas 100% sostenibles de Green Motive llegan al mercado español

  • España es el país europeo con mayor consumo diario de pajitas
Imagen de Green Motive
Madrid

Las alternativas para la reducción de plásticos de un solo uso ganan cada vez más peso en España. Nuestro país ocupa actualmente el primer puesto en consumo de pajitas de plástico con 13 millones de unidades desechadas a diario, la cifra más alta de toda Europa y en todo el continente se venden cada año 36.500 millones de pajitas de plástico lo que supone un impacto irreversible para el planeta ante el escaso reciclaje de este material.

Consciente de este reto medioambiental, Green Motive nace como la primera marca española capaz de ofrecer una alternativa completamente sostenible a las pajitas tradicionales. La marca busca concienciar sobre la necesidad de potenciar un consumo responsable para los elementos de un solo uso y llega al mercado con una solución innovadora que permite una transición cómoda sin alterar el modelo de consumo.

Su formato 100% papel asegura la máxima resistencia tanto en bebidas frías como calientes gracias a un material de máxima calidad certificado con el distintivo FSC. Este sello garantiza que su origen procede de un bosque que cumple con una gestión forestal económicamente viable, socialmente beneficiosa y ambientalmente responsable.

Proyectos de reforestación

Además la marca enfoca su producción compensando completamente su huella de carbono con la plantación de especies autóctonas en zonas deforestadas al multiplicar por quince los recursos que han sido necesarios para la fabricación de cada una de sus unidades.

Mediante este modelo Green Motive contribuirá a la reducción de plásticos y a su vez a la reforestación en zonas de gran impacto como el Amazonas que hasta el momento este 2019 ha registrado más de 74.000 incendios según datos del INPE (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil), lo que se ha traducido en 2,5 millones de hectáreas completamente destruidas.

El sector hotelero, el más impactado

Uno de los sectores que acusa más la acumulación de este tipo de residuos es el hostelero que incorpora paulatinamente nuevas fórmulas para reducir su huella medioambiental y cumplir a su vez con las políticas europeas que se endurecerán a partir de 2021 para combatir la contaminación por plástico.

En concreto, las pajitas son ya uno de los elementos más frecuentes en nuestros mares y playas según datos de Greenpeace. Actualmente este material acumula cerca del 6% de todos los residuos de la contaminación por plástico en el Mediterráneo. Con el objetivo de paliar los efectos dañinos de este material, Green Motive también colabora activamente en programas de protección de ecosistemas marinos.

"El compromiso contra el cambio climático hace años que se encuentra en la agenda de grandes empresas pero son necesarias más alternativas que impulsen una transición sostenible en sectores tan relevantes en nuestro país como el hotelero. Green Motive nace con la intención de facilitar ese cambio de modelo aportando una alternativa sostenible que no altera el formato de consumo y además equilibra la huella medioambiental de su fabricación potenciando la plantación en zonas deforestadas", asegura Alex Dakov, CEO de Green Motive.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.