Pymes y Emprendedores

La mitad de los trabajadores se cambiaría de ciudad por empleo

  • El salario y la conciliación, entre los principales motivos

El 47% de los profesionales españoles estaría dispuesto a mudarse de ciudad para acceder a un nuevo empleo tras estas vacaciones, según la empresa de recursos humanos Randstad.

Si ponemos el foco en la edad del profesional, cuanto más joven es más disposición tiene de cambiar de ciudad por trabajo. En este sentido, el 61,9% de los menores de 25 años estaría dispuesto a mudarse de ciudad para conseguir un nuevo puesto de trabajo tras las vacaciones. Les siguen los profesionales de entre 25 y 45, de los cuales el 50% está dispuesto; mientras que entre los mayores de 45 años, solo el 36,7% cambiaría de ciudad.

Causas para dejarlo

En cuanto a los motivos que llevarían a un profesional a cambiar de ciudad, el factor principal es una mejora en el salario (60,5%), seguido por la conciliación entre vida profesional y personal (50,4%). Sin embargo, unas mejores oportunidades de promoción (41,7%) y mayor seguridad laboral (37,6%) son también aspectos muy valorados entre los trabajadores.

Aunque entre los motivos de trasladarse de ciudad por trabajo las diferencias entre géneros son poco relevantes. El estudio sí destaca que la conciliación entre vida profesional y personal es cuatro puntos porcentuales superior en el caso de las mujeres (52,5% frente a 48,8%).

Traslado de país

La situación es distinta cuando a cambiar de país por empleo se refiere. Solo uno de cada tres ocupados (33%) estaría dispuesto a cambiar de país por empleo tras volver de sus vacaciones.

Aunque los jóvenes vuelven a ser los más dispuestos a un cambio, en el caso de trabajar en el extranjero, los porcentajes son más discretos. El 49,5% de los menores de 25 estaría dispuesto a mudarse de país si mejorasen sus condiciones actuales. Les siguen los ocupados que tienen entre 25 y 45 años, con un 36,5%, mientras que solo el 22,3% de los trabajadores mayores de 45 se mudaría de país.

En este caso se valora aún más el salario, ya que sería determinante para el 68,8% de los trabajadores. A continuación se sitúan mejores oportunidades de promoción profesional (51,7%) y un mayor equilibrio entre vida personal y laboral (49,8%).

En este caso, las mujeres prefieren aspectos como las oportunidades de promoción o la conciliación personal y laboral, a diferencia de los hombres, que están interesados en mayor medida en factores como el salario.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.