Gastronomía

El restaurante Zielou conquista la capital

  • Toda una experiencia gastronómica al ras del cielo

El restaurante Zielou reabrió sus puertas el pasado mes de septiembre con un look & feel totalmente rompedor para ofrecer a sus comensales una experiencia única. Tanto es así que son muchos los celebrities e influencers que han caído rendidos a sus encantos. Los platos y cócteles del restaurante se han convertido en los protagonistas de los perfiles sociales más visitados. Y no es para menos, pues llega con una propuesta gastronómica de lo más innovadora que no sólo pondrá a prueba nuestro paladar, sino que también nos invitará a recorrer un auténtico viaje gastronómico marcado por la cocina de tradición y los toques más vanguardistas.

La ubicación ya te trasporta a las alturas. Situado en el ático de Chamartín, el restaurante Zielou pone a disposición de los comensales todo un espectáculo de sabores que combinan a la perfección con su ambiente. Los magos, artistas, músicos y DJs del momento se encargarán de amenizar la velada para hacernos vibrar con cada bocado. Una apuesta innovadora configurada con los platos más trasgresores que sorprenden gratamente a todos sus visitantes.

El artífice de estas pequeñas obras maestras es el chef Kiko Solís, quien cada día se encarga de llevar al límite los fogones de Zielou para ofrecernos una carta cargada de originalidad. El chef derrama imaginación en cada una de sus elaboraciones y rompe con todas las reglas de la cocina tradicional para dar lugar a creaciones únicas, capaces de conquistar a los paladares más exigentes.

No habrá plato que no nos apetezca probar, pues sus espectaculares presentaciones hacen que cada uno desborde una magia especial, así que lo mejor es dejarse llevar. Entrar en el local y poder admirar su decoración y su cuidada iluminación ya es toda una experiencia. Si además la acompañamos de un Gazpacho cremoso de cereza, rozaremos el cielo. Servido con virutas de queso de cabra y caviar de frutos rojos, nos aporta ligereza y un toque de dulzor delicioso para comenzar este suculento paseo gastronómico.

Mientras nos dejamos embelesar por el skyline financiero, que ofrece unas vistas apasionantes de la capital, podemos continuar con el Tiradito de lubina versión coreana, uno de los platos estrella. Se elabora con boniato dulce, kimichi picante y soja, dando lugar a un interesante juego de contrastes que se unifican a la perfección en boca. Otro de las joyas del restaurante es el Ceviche de corvina, cocinado en caldo de mejillón gallego con ají amarillo y crocanti de maíz dulce. Suena bien, ¿verdad? Pues sabe aún mejor.

Es probable que algunos ya se den por satisfechos con estos tres manjares, en cambio a los amantes del buen comer les encantará continuar con el Tarantelo de Atún rojo de Balfegó. Su presentación, en una especie de huevo de dinosaurio con crujiente de plátano macho y huevo poché es de lo más divertida. Y es que Zielou nace para poner en valor el nuevo concepto "play food", cuyo objetivo es que los comensales se deleiten y disfruten de las elaboraciones de una forma completamente diferente.

Los apasionados por la trufa probablemente caigan rendidos a los pies del Trufón de rabo de toro y carrillera, pero lo que es seguro es que ninguno se arrepentirá. Se sirve sobre una cama de puré de patata trufada, la cual aporta la cremosidad ideal a este plato presidido por unas espectaculares esferas rellenas de carne que no dejarán indiferente a nadie. Sin duda, el conjunto perfecto para degustar lentamente y dejar que sea nuestro propio paladar el que se recree.

Una vez inmersos en esta aventura gastronómica, ¿a quién le amarga un dulce? Entre su amplia variedad de postres son muchos los que se decantan por el denominado Piedras en el Jardín. Como si de un cuadro modernista se tratara, asistimos a todo un baile de colores y matices protagonizado por la panacota de chocolate Ivoire y su fusión con la frambuesa. Dulces tentaciones que combinadas con aromas de violeta y lavanda te enfrascarán en toda una evocación de relax.

Nadie puede abandonar Zielou sin antes probar uno de sus magníficos cócteles, ya que serán los encargados de poner el broche final a este desfile de sensaciones. No verás a ningún médico por la sala, sin embargo, no te sorprendas si el barman te instala un gotero en la mesa o si, de repente, te enfrentas al reto de beberte una mini bañera llena de espuma a la que no le faltará ni el más mínimo detalle. Si eres un apasionado del arte y de la cocina vanguardista, en Zielou descubrirás una propuesta culinaria de lo más original elaborada a partir de materia prima de calidad. Reserva ya en el restaurante de moda de la capital y, simplemente, déjate llevar.

¿Te atreves a soñar?

www.zielou.com

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.