Fondos

García Paramés explica su annus horribilis y sugiere una fuerte recuperación de más del 60% para los dos próximos años

  • Acerinox y Melia entran en la Cartera Ibérica
  • Cobas registró inversiones netas de 264 millones en 2018

"Todo lo sucedido en 2018 nos ha ocurrido en nuestros 30 años de gestión de inversiones". De esta manera, Cobas AM, la gestora de Francisco García Paramés, explica el pésimo ejercicio que ha tenido sus fondos el año pasado. Pero el gestor recuerda que después de peores años han venido dos años de fuertes revalorizaciones. "La experiencia prueba que los mejores momentos para la inversión son los que siguen a las mayores caídas", subraya.

Las compañías Aryzta y Teekay van a quedar a fuego grabadas en la historia de los gestores value como las grandes apuestas fallidas de Paramés. Los sucesivos profit warning y caídas en bolsa han impactado en la rentabilidad de la Cartera Internacional en un -11,7% y -5,7% respectivamente, lastrando rentabilidad anual sobre -31%.

Paramés en la carta trimestral se excusa y recuerda que durante su larga carrera, que le ha valido el apodo del Buffett español, ha tenido otros ejercicios desastrosos.

A pesar de los errores cometidos (hemos contabilizado hasta 45 en más de 500 inversiones), los resultados han sido satisfactorios ya que los éxitos han más que compensado las pérdidas. "Cuando empezamos a gestionar la Cartera Internacional en 1998 sufrimos una pérdida del -14,1% frente a una subida del mercado del +16,5%, es decir, una diferencia del 30%. Otro ejemplo son las pérdidas sufridas en 2011, un -22% durante seis meses", escribe y a reglón seguido compara las peores años en su gestión con la revalorización de los dos años posteriores.

"Los errores son parte del proceso y la experiencia prueba que los mejores momentos para la inversión son los que siguen a las mayores caídas", argumenta. "Dedicamos casi todo nuestro tiempo a averiguar cuánto valen los negocios en los que invertimos y por eso creemos que ese valor objetivo es correcto, lo cual no evita que a veces nos equivoquemos", añade.

Cobas tiene una valoración para su Cartera Internacional del 138% y en el caso de la Cartera Ibérica, donde el año pasado tuvo un rendimiento negativo del 14%, el precio objetivo es un 85% superior al valor liquidativo.

Paramés rememora que sus apuestas por Exor, Thales, Schindler, Wolters Kluwers y BMW también llegaron a cotizar muy por debajo de la valoración que atribuyó en un primer momento y ahora están consideradas como unas de sus mejores inversiones de su carrera.

Teekay Corp perdió alrededor de un 50% en el cuarto trimestre, "reflejando un escenario de estrés en el que la caída del precio del crudo, con el consiguiente efecto sobre una serie de activos de la compañía, podía hacer peligrar la refinanciación de su deuda en enero de 2020". Paramés asegura que este riesgo está mitigado por el valor que tienen las acciones de Teekay Corp en sus distintas participadas y "estimamos que el 80% del valor de esta compañía viene determinado por su participación en Teekay LNG, donde como ya hemos visto la tesis de inversión es muy sólida".

Aryzta sigue teniendo una fuerte presencia en las carteras de Cobas: en Cobas Selección asciende al 8,6%, en Cobas Internacional del 9,5%, Cobas Grandes Compañías del 9%, Cobas Renta del 1,7% y Cobas Concentrados del 16,9%. "Asumiendo nuestro error de inversión, que ha sido la principal razón del peor comportamiento de nuestros fondos respecto a sus índices de referencia, la posibilidad de un impacto adicional al ya sufrido por nuestros fondos ha quedado muy reducida por el fortalecimiento del balance y la calidad de los activos2, indica.

También la Cartera Ibérica ha sido motivo de autocrítica. "El diferencial negativo respecto al índice (-3,2%) durante 2018 se debe principalmente a la contribución negativa de Duro Felguera y Dia. "Nos precipitamos en Dia y no esperamos a que la compañía bajase sus objetivos de márgenes ni a que hubiera un cambio de equipo directivo, puesto que pensábamos que una caída del -60% desde principios de años ya reflejaba ese escenario", indica.

En el último trimestre, Cobas ha añadido a la Cartera Ibérica Melia que "sólo el valor de los inmuebles que tiene en propiedad equivale a más de 15 euros por acción, a lo que habría que sumar el valor de su negocio de gestión hotelero" y Acerinox, "como cualquier compañía cíclica, hay que comprarla cuando nadie la quiere, obviamente mientras que no haya cambiado nada en el sector estructuralmente hablando ni tenga problemas de deuda, como es el caso". Y se ha desprendido de Telefónica, Dia, Ferrovial y CTT-Correios de Port.

Mientras en los fondos internacionales ha incorporado Maire Tecnimont, Prosegur Cash, Mota Engil, Scorpio Tankers, Sonae SGPS, Subsea7 y Atalaya Mining.

Cobas registró inversiones netas por importe de 264 millones en 2018, a pesar del mal comportamiento de los fondos. En el cuarto trimestre se incorporaron 517 nuevos inversores aprovechando las rentabilidades negativas y 2.578 partícipes ya existentes decidieron incrementar sus inversiones en ese periodo pensando en la rentabilidad a largo plazo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Diabolo
A Favor
En Contra

Venga tranquilo Paramés, si a todos nos puede pasar esto invirtiendo...

...pero claro sin tener que pagar comisiones a analistos por mover tu dinero, claro !!!!

Puntuación 3
#1