Fondos

El fondo NAO Europa Sostenible cierra 2019 con un 23% de rentabilidad

  • La gestora de Grupo Zriser alcanza un volumen de 45 millones de euros
Pablo Cano, Emilio García y Pilar Lloret junto al impulsor de NAO Pablo Serratosa. GUILLERMO LUCAS
Valencia

El mes de noviembre ha sido especialmente positivo para el fondo. Durante este año alcanza una rentabilidad del 20 por ciento y, desde su nacimiento, del 17,1 por ciento". Así arranca el "comentario" del mes pasado enviado a sus inversores por parte de NAO Asset Management, la gestora de Grupo Zriser (Ana y Pablo Serratosa) sobre su fondo de renta variable 'NAO Europa Sostenible', que a 26 de diciembre ya acumulaba una rentabilidad anual de cerca del 23 por ciento.

Se trata de un buen resultado para una firma que acaba de cumplir su primer año de andadura, y más si se atiende a su naturaleza: solo invierte en firmas europeas que cumplan sus exigencias de sostenibilidad ASG (ambientales, sociales y de buen gobierno). Los buenos datos de su primer año sirven a la gestora para luchar contra "la creencia errónea de que la sostenibilidad es una carga". "Al contrario, permite elegir mejor las compañías. Más que limitarnos nos ayudan a afinar. Nos limitan el universo pero también el riesgo", explican en un encuentro con elEconomista el director de NAO, Pablo Cano; la directora general de la gestora, Pilar Lloret; y el gestor de inversiones de la firma, Emilio García.

Al cierre del mes de noviembre las diez principales inversiones de NAO Europa Sostenible eran el productor austriaco de cartón reciclado Mayr-Melnhof Karton (con un 7,8 por ciento del total invertido), la farmacéutica francesa Sanofi (5,5 por ciento), el productor italiano de cables Prysmian (4,6 por ciento), el fabricante español de trenes CAF (4,2 por ciento), el productor francés de energía solar Engie (4,1 por ciento), la multinacional textil española Inditex (4 por ciento), la manufacturera alemana de productos químicos Henkel (3,8 por ciento), el también productor de cartón reciclado Reno de Medici, con sede en Italia (3,5 por ciento), la compañía belga de correo y paquetería Bpost (3 por ciento), y el constructor francés de barcos Benetteau (3 por ciento). Las diez concentraban el 43,8 de la inversión.

Todas estas firmas y el resto de las que componen la cartera "cumplen de forma escrupulosa con los criterios ambientales, sociales y de gobernanza", explican los responsables de NAO. "Habrá muchas otras compañías que nos podrían salir baratas para invertir desde el punto de vista financiero, pero nosotros creemos que si no cumplen con los criterios de sostenibilidad se incrementa el riesgo. Por ejemplo, Repsol acaba de anunciar un ajuste contable de 4.800 millones para descarbonizar la compañía. Si inviertes en firmas que ya se encuentran en esta vía te evitas estos sustos", explican.

Entre los motivos que llevan a NAO a elegir o descartar compañías por cuestiones de gobernanza "los criterios son muy diversos". "Está por ejemplo el tema de los salarios, que han de ser equilibrados en la plantilla y acordes con el tamaño de la compañía. Un CEO, por ejemplo, no debe cobrar 14 millones de euros. Hay compañías en Europa donde cobran menos de la mitad. También se mira el uso que hace la compañía del capital, los motivos por el que compran o venden activos, hacia dónde van... Un ejemplo de sectores damnificados por estos criterios es el del automóvil, en el que existe un riesgo tecnológico muy importante actualmente. En 5 o 10 años muchas empresas no tienen ni idea de por dónde va a ir el sector por la irrupción del coche eléctrico, el carsharing o la conducción autónoma, y esto supone una gran prima de riesgo", relatan.

Por su parte, los criterios ambientales pasan por cuestiones como las emisiones de gases de efecto invernadero de la empresa y su contaminación química o su apuesta por las energías renovables y la eficiencia energética. En cuanto a los sociales, se analiza el impacto de la empresa en su comunidad en materia de salud, educación, derechos humanos y de los trabajadores... así como sus prácticas comerciales. En todos los ámbitos NAO analiza los posibles litigios a los que puede enfrentarse la compañía y la tendencia en la que se mueve para cumplir con los criterios ASG. Y para analizar todas estas cuestiones cuenta con un proveedor de análisis de métricas, "un agregador de datos que nos da acceso a todas las cuestiones que necesitamos conocer". "A cada métrica se le asigna un peso y se le otorga una valoración. Esto no significa que cojamos solo compañías 'top'. Nosotros miramos hacia dónde va la compañía, dónde quieren estar... No hay ninguna compañía que sea un 100 en todo. Exigimos que estén todas en el 66 por ciento", detallan. Al respecto, subrayan que su fondo "no trata de parecerse a ningún índice". "Es pura selección de valores", aseveran.

La única gestora española ASG

NAO subraya que en la actualidad es la única gestora española que escoge todas sus inversiones en base a los criterios ASG. "Santander, Bankinter o Bankia han sacado su fondo de sostenibilidad, pero no hay ninguna otra gestora en el país con todos sus productos en esta línea", destacan. Y dada esta circunstancia, ¿cómo lo llevan las empresas que son descartadas para las inversiones de NAO? ¿Alguna les ha preguntado por qué motivo las dejan fuera? "Alguna sí nos ha dicho que debería estar en nuestra cartera, pero nosotros operamos en base a nuestra herramienta, tenemos que ser estrictos y velar por nuestros inversores", explican. Tras cumplir en noviembre 13 meses de actividad con una rentabilidad en su fondo del 17,1 por ciento desde los inicios y del 20 por ciento en el último año, NAO se reafirma en su tesis de que la sostenibilidad significa rentabilidad a largo plazo. "No ganar no significa perder, nosotros trabajamos con esa premisa. No tenemos que estar invertidos en cosas que no nos convencen. Preferimos dejar de ganar dinero en una operación puntual a perder dinero por contingencias. Medimos los riesgos de todas las maneras posibles y creemos que es una muy buena manera de funcionar.

NAO partió con la gestión de 20 millones -aportados de inicio por Grupo Zriser para exhibir su compromiso con la gestora-, y en la actualidad ya ha doblado ese importe hasta alcanzar los 45 millones. "El inversor institucional es el que más nos ha entrado, los fondos de fondos, redes de agentes, eafis... Ha habido bastante interés. Nos han llamado muchísima gente", indican. Ahora se encuentra en plena campaña de captación de inversores minoristas y trabaja en el lanzamiento de un nuevo producto de renta mixta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0