Flash Ecoley

El despacho Montero Aramburu celebra su 50 aniversario

  • El bufete organizó un coloquio entre Alfonso Guerra y Miquel Roca
Momento del coloquio organizado por el despacho. eE

El despacho de abogados Montero Aramburu cumple 50 años, desde su fundación en Sevilla en 1971, convertido en uno de los principales bufetes del mercado español y bufete de referencia en Andalucía y Canarias. Se sitúa entre las quince primeras firmas españolas por volumen de negocio en el territorio nacional, al alcanzar un crecimiento sostenido que supera los 17 millones de euros de ingresos en los dos últimos ejercicios.

Con sedes en Madrid, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Huelva y Córdoba, Montero Aramburu cuenta actualmente con más de 160 profesionales, entre abogados y economistas, en una organización que agrupa a un total de 227 personas, así como una docena de áreas jurídicas, incluyendo de forma pionera el área de derecho digital y negocios tecnológicos, el área de energías renovables y la práctica de servicing legal.

El despacho conmemoró en la noche de ayer el 50º aniversario desde su fundación con un acto celebrado en el Teatro Central de Sevilla, al que asistieron profesionales de la firma, colaboradores, clientes, proveedores, periodistas, representantes institucionales…

El presidente de honor del bufete, Alfredo Álvarez Tello, expresó su gratitud a todas las personas que han acompañado a Montero Aramburu en este medio siglo de vida. "El engrandecimiento del despacho, es obra de todos", señaló en su intervención inaugural.

Durante el acto del aniversario, se celebró un coloquio titulado "El consenso en la vida pública. Ayer y hoy", entre el exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, y uno de los siete ponentes de la Constitución española, Miquel Roca Junyent, que fue conducido por el periodista Ignacio Martínez García. Durante el transcurso del mismo, Miquel Roca recordó que el 90% de los españoles votó la actual Constitución y que, "si bien no hay que renunciar a aquellos principios es necesario buscar un nuevo consenso". En este sentido, aseguró que "consensuar no es fácil, pero ahora no lo intentamos". Y añadió que "para convivir hay que pactar, y si esto se olvida, se pone en riesgo la esencia democrática, porque democracia es avanzar conjuntamente".

Por último, sostuvo Roca que "no es bueno para España facilitar la política de bloques" ya añadió que "tienen que haber fuerzas que ayuden a evitar el radicalismo que puede derivar en populismo, que es carísimo e ineficaz".

En la misma línea, Alfonso Guerra señaló que "logramos cambiar el país porque en la Constitución Española hay unas reglas compartidas por todos". En su opinión, nuestra Carta Magna "es el documento más importante en la historia democrática de España porque se pusieron de acuerdo todos los españoles permitiendo que el país prosperara". Por ello, apeló a la necesidad de que "en el Parlamento los dos partidos centrales sean capaces de llegar a acuerdos".

Estrategia de futuro

Montero Aramburu se fundó en 1971 como despacho especializado en materia tributaria. Con el objetivo de prestar al cliente un servicio integral, la firma inició en 1992 un proceso de diversificación que le ha llevado a convertirse en la actualidad en un despacho plenamente multidisciplinar. Estos últimos 20 años han sido los de mayor crecimiento, con la apertura de nuevas sedes en Las Palmas de Gran Canaria (2003), Córdoba (2010), Huelva (2012) y Madrid (2015) y un crecimiento en el número profesionales que se ha multiplicado por seis desde el año 2000.

En los próximos años, el despacho aspira a consolidar aún más su presencia en el mercado legal español como firma nacional multidisciplinar y reforzar su posición de liderazgo en Andalucía. Actualmente, está en pleno proceso de expansión en este territorio gracias al acuerdo de colaboración best friend con la firma malagueña GVA Gómez-Villares & Atencia, con el objetivo de ampliar su capacidad en toda Andalucía.

Además, reflejo de su compromiso con esta línea estratégica de crecimiento y consolidación es el reciente nombramiento de Leonardo Neri y Javier Valdecantos como socios directores de la firma, que sustituyen en el cargo a Enrique Montero y Armando Fernández-Aramburu, quienes han codirigido la firma en los últimos nueve años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.