Flash Ecoley

AJA Madrid arropa el futuro de los nuevos juristas en el Tribunal Supremo

Foto: Archivo.

Como cada año, la Asociación de Jóvenes Abogados de Madrid y la Junta de Gobierno del ICAM, han recibido a los nuevos colegiados adscritos al Colegio de Madrid en un emotivo Acto de Jura que ha reunido a más de 400 asistentes e invitados de honor, el cual, ha coincidido con la celebración del Día del Abogado Joven.

El presidente de la Agrupación de Jóvenes Abogados de Madrid, Alberto Cabello, dedicó unas palabras de felicitación a todos los asistentes, en referencia al sexto cumpleaños de AJA Madrid, la cual fue presidida en sus inicios por el diputado del ICAM, Juan Gonzalo Ospina y desde entonces, "no ha dejado de crecer día a día, conformando una gran familia".

Cabello ha agradecido a la Junta de Gobierno del ICAM por poner en valor a los abogados jóvenes, concluyendo con unas palabras del expresidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, recordando que "donde hay un despacho de abogados hay una oficina de Derechos Humanos".

A continuación, los nuevos letrados han recibido las togas por parte de sus mentores y padrinos para jurar, de uno en uno, la Constitución, los Derechos Humanos y el Código Deontológico.

Al finalizar la Jura, el presidente del Colegio de Abogados de Azul (Buenos Aires), Gastón Argeri, se ha reunido con la Junta de AJA Madrid, representada en este acto por Alberto Cabello, Paloma Díaz, Ana Puerto, Ángel Alonso, Juan Gonzalo Ospina, Miriam Maeso, Marién Ramos y David Gómez, para debatir sobre los nuevos retos a los que se enfrenta la abogacía joven.

Una vez concluido el acto, Julián Sánchez Melgar se ha acercado a los jóvenes para darles la enhorabuena y bienvenida "a esta profesión tan bonita como es la abogacía, pilar fundamental de la Administración de Justicia".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.