Firmas

Stiglitz: "La guerra comercial de Trump traerá más pobreza para todos"

  • La ley tributaria de 2017 fue la más regresiva y a destiempo de la historia
  • Las inversiones necesitan certezas, pero Trump medra en el caos
  • Las políticas de Trump son malas en lo económico y peores en lo político
Donald Trump y Joseph Stiglitz. Foto: Reuters.

A finales de 2017, el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump y los congresistas republicanos lograron impulsar una rebaja de impuestos corporativos por un billón de dólares, compensada en parte por el aumento de impuestos a la mayoría de los estadounidenses de clase media. Pero en 2018, la celebración de la comunidad empresarial en Estados Unidos por este regalo comenzó a dar paso a la preocupación por Trump y sus políticas.

Hace un año, la codicia desenfrenada de los líderes empresariales y financieros de Estados Unidos les hizo olvidar su aversión al déficit fiscal. Pero ahora están viendo que el paquete impositivo de 2017 fue la ley tributaria más regresiva y a destiempo de la historia. En la más desigual de todas las economías avanzadas, millones de familias estadounidenses sufren problemas económicos y las generaciones futuras tendrán que pagar las rebajas de impuestos destinadas a los multimillonarios. Aunque Estados Unidos tiene la menor expectativa de vida de todas las economías avanzadas, la redacción de la nueva ley tributaria implica que otros 13 millones de estadounidenses se queden sin seguro médico.

Como resultado de la ley, el Departamento del Tesoro prevé para 2018 un déficit de un billón de dólares; el mayor déficit anual en tiempos de paz no recesivos que haya tenido cualquier país en toda la historia. Y para colmo, el prometido aumento de inversiones no se ha materializado. Después de dar algunas migajas a los trabajadores, las corporaciones destinaron la mayor parte del dinero a recomprar acciones y pagar dividendos. Nada de qué sorprenderse: las inversiones necesitan certezas, pero Trump medra en el caos.

Además, el apuro por aprobar la rebaja impositiva ha llevado a que esté llena de errores, incoherencias y privilegios metidos de contrabando en la distracción general. La falta de un apoyo popular para la ley es casi la certeza de que terminará derogada en su mayor parte cuando cambien los vientos políticos (y los empresarios lo saben).

Como muchos advertimos en el momento, la rebaja impositiva (que se combina con un aumento temporal del gasto militar) no estaba diseñada para dar a la economía un estímulo sostenido, sino más bien el equivalente a un pasajero subidón de azúcar. La amortización acelerada del capital implica que las ganancias después de impuestos sean mayores en el corto plazo, pero que se reduzcan después. Y como en la práctica la ley reduce la capacidad de deducir pagos de intereses, aumenta en definitiva el costo después de impuestos del capital, lo que desalentará la inversión (que en buena medida se financia con deuda).

En tanto, el inmenso déficit de Estados Unidos tendrá que financiarse de algún modo. Como la tasa de ahorro estadounidense es baja, la mayor parte del dinero tendría que proceder de prestamistas extranjeros; es decir, Estados Unidos estaría enviando grandes sumas de dinero al exterior para hacer frente a sus deudas. Es casi seguro que dentro de una década la renta total de Estados Unidos será menor que sin la rebaja impositiva.

Además de la desastrosa ley tributaria, las políticas comerciales del Gobierno de Trump también están perturbando a los mercados y alterando las cadenas de suministro. Muchas empresas exportadoras estadounidenses, que dependen de insumos chinos, ahora tienen buenos motivos para trasladar operaciones al extranjero. Todavía es demasiado pronto para evaluar los costos de la guerra comercial de Trump, pero no es arriesgado suponer que el resultado será más pobreza para todos.

En tanto, las políticas de Trump contra los inmigrantes están alentando a las empresas que dependen de ingenieros y otros trabajadores cualificados a trasladar al extranjero laboratorios de investigación y plantas de producción. Es sólo cuestión de tiempo que empecemos a ver escasez de trabajadores en otros sectores de Estados Unidos.

Trump llegó al poder explotando las promesas incumplidas de la globalización, la financierización y la economía del derroche. La crisis financiera global y una década de escaso crecimiento desprestigiaron a las élites, y entonces apareció Trump para repartir culpas. Pero por supuesto, ni la inmigración ni las importaciones son la causa de la mayoría de los problemas económicos que Trump supo explotar para obtener ventajas políticas. Por ejemplo, la pérdida de empleos industriales se debe en gran medida al cambio tecnológico. En cierto sentido, hemos sido víctimas de nuestro propio éxito. Pero es indudable que las autoridades podían responder mejor a estos cambios, para asegurar que el incremento de la renta nacional llegara a todos, no sólo a algunos. La dirigencia empresarial y los financistas se dejaron cegar por la codicia, y el Partido Republicano, en particular, accedió de buen grado a todas sus demandas. El resultado fue estancamiento de los salarios reales (ajustados por inflación) y abandono de los que resultaron desplazados por la automatización y la globalización.

Como si las políticas de Trump no fueran suficientemente malas por el lado económico, son todavía peores por el lado político. Y lamentablemente, su modelo de racismo, misoginia y provocación nacionalista tiene réplicas en Brasil, Hungría, Italia, Turquía y otros países. Todos ellos experimentarán problemas económicos similares (o peores), así como todos enfrentan las consecuencias reales del incivismo en el que prosperan sus líderes populistas. En Estados Unidos, la retórica y las acciones de Trump han desatado fuerzas oscuras y violentas que ya se están saliendo de control.

La sociedad sólo puede funcionar cuando los ciudadanos confían en el Gobierno y en las instituciones, y se tienen confianza mutua. Pero la fórmula política de Trump se basa en erosionar la confianza y maximizar la discordia. ¿Dónde termina esto? ¿En el asesinato de once judíos en una sinagoga de Pittsburgh? ¿En una Kristallnacht estadounidense?

No hay modo de saberlo. Mucho depende de cómo evolucione la situación política actual. Si los que hoy apoyan a los líderes populistas se decepcionan por el inevitable fracaso de sus políticas económicas, podría ocurrir que se acerquen todavía más a la derecha neofascista. O, siendo más optimistas, que se los pueda traer de vuelta al rebaño de la democracia liberal (o que al menos la decepción los desmovilice).

Lo único que sabemos es lo siguiente: la política y la economía están conectadas y se retroalimentan la una a la otra. En 2019 serán mucho más visibles las consecuencias de dos años de medidas erradas y de un modo de hacer política todavía peor.

© Project Syndicate

comentariosforum22WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 22

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Incrédulo
A Favor
En Contra

Stiglitz, Premio Nobel, sin más. Es un economista marcadamente de izquierdas, y por lo tanto en las antípodas del capitalismo, y por ende de Trump. Por lo tanto, su opinión, por lo menos para mí, totalmente intrascendente, y cargada de ideología.

Puntuación 21
#1
USA va bien
A Favor
En Contra

Será pobreza para todos excepto USA que va como un tiro, mientras la UE va muy mal, solo Orban lleva a Hungría muy bien.

Puntuación 20
#2
Algaoceanica
A Favor
En Contra

Espero no compararla con la pobreza que sufrió Alemania en los años 30, mi abuela estuvo allí y me he contado todo pudo escapar de la barbarie de los soldados de Hitler, una vez que huyo con su familia aEstados Unidos pudo contarme todo es algo que guardo en mi recuerdo y siento muchísimo lo que padecieron muchísimas personas de esta barbarie nazi, por eso nunca he dicho que hablo alemán aparte de inglés y español pero es que esa historia de mi vida quiero olvidarla por bien de mis familiares antepasados. Este Donald Trump, espero equivocarme pero no me gusta nada.

Puntuación -20
#3
lh295380
A Favor
En Contra

A Trump lo echaran las mismas personas que lo votaron si ven que despues de 4 anos siguen con los mismos problema sin solucionar: clase media americana en descomposicion y familias con dificultades.

Supongo que equivocarse tambien forma parte de la democracia ...

Puntuación -12
#4
Algaoceanica
A Favor
En Contra

Porque no me ponéis más negativos eso me gusta, parece que no entendéis nada, este señor está dando un buen espectáculo y además está siendo el predecesor de una recesión, sí, las recesiones se alimentan de muchas cosas entre otras en este momento de este señor llamado Donald, espero que tengáis cuidado en vuestras inversiones maestros del negativo.

Puntuación -13
#5
Papi
A Favor
En Contra

Trump es el mejor presidente desde Reagan. Suerte tienen los americanos, de tener un presidente que no se amilana. Lo cambiaba por CUMfraude ahora mismo.

Puntuación 11
#6
UN AUTENTICO BARBARO
A Favor
En Contra

No voy a entrar en profundidades. Pero si lo miran bien, el "trompas" tiene toda la cara y expresión de un bárbaro del siglo IV que nos han pintado las pelis. Lo subes en un caballo y es un auténtico bárbaro de los que asolaron Roma y otras civilizaciones.

Puntuación -8
#7
Jorge Ruiz
A Favor
En Contra

Hay un 3,4 % de paro en USA y Trump lo está haciendo muy mal ? Jajajajaja me parto !!

Puntuación 9
#8
migui
A Favor
En Contra

Lo dice un progre,será lo contrari.desde luego que aunque busques debajo de las piedras,no encuentras uno bueno

Puntuación 4
#9
O no ?
A Favor
En Contra

3 y 5.- Los ciclos económicos, son los ciclos económicos, y a Trump (o al que hubiera estado en su puesto), le habría tocado una, porque el mal viene de atrás, de esas políticas de tipos de interés negativos o bajísimos, que implantaron otros hace años, cuando no sabíamos nada de Trump. So memo-a-e !!!

Puntuación 6
#10
O no ?
A Favor
En Contra

El Stiglitz ese, es el típico lentejillo, aupado por la judería para conseguir "títulos", que baila el agua a quien mas le pague o encumbre. Ni es de izquierdas ni de derechas, siempre al sol que mas caliente, que de ello saben mucho los susodichos.

Puntuación 3
#11
A Favor
En Contra

Que orban lo está haciendo bien? Y se queda tan pancho el troll de VOX multinick. La extrema derecha siempre ha traído destrucción, pobreza y sufrimiento para su gente. Tu vete a Hungría y me cuentas como viven. Que valiente es la ignorancia y quienes la usan como bandera

Puntuación 0
#12
Eh ?
A Favor
En Contra

3.- Oye, parece que hablaras por boca de un palestino refiriéndose a Netanyahu, por ejemplo.

Puntuación 0
#13
A Favor
En Contra

Al 10. Pues no te oído nunca afirmar lo mismo sobre zapatero. Ah, ya si eso...

Vaya blanqueamiento de la extrema derecha y el falso patriotismo queréis hacer algunos.

Puntuación 1
#14
Torquemada
A Favor
En Contra

Las Guerras suelen traer pobreza a corto plazo

Puntuación 0
#15
Usuario validado en elEconomista.es
Euroestafa y Timo Climatico
A Favor
En Contra

Sr. Joseph E. Stiglitz le regalo al Dr. cum fraude como presidente de EEUU, es progre como usted y está llevando a España de la ruina que nos dejó el traidor de Rajoy a la ruina total.

Puntuación 1
#16
O no ?
A Favor
En Contra

12.- He estado en Hungría recientemente, y viven +- como aquí.

Para genocida la izmierda sozialcomunista...., cien millones de muertos, y los vivos y "liberados del sistema" (búlgaros, rumanos, moldavos , etc), robando cable de cobre por España y pidiendo limosna, sin ir mas lejos !!!

Puntuación 2
#17
ODYSSÉOS 0.87
A Favor
En Contra

Dijo la sartén al cazo "Apártate que me tiznas"

La Segunda Fase de la Gran Crisis Sistemica comienza en 2021.

En 2019 un lateral. No va a ser tan malo como lo pintan. Aburrido y volatil pero lateral.

No os diré feliz 2019. Los tiempos felices terminaron. Aprovechad el tiempo que nos han concedido. Ya casi no queda...

Puntuación 1
#18
A Favor
En Contra

Al 17,mas o menos como aquí, ha, ja ha, ja hulio... Que pedazo de cuñaaaaaao. Tu no saliste del hotel de Budapest,ja,ja,ja huliooo.

Puntuación 0
#19
ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

OBAMA FUÉ UN ESCREMENTO

Y ZAPA TERO YA NO TE CUENTO

Puntuación 1
#20
A Favor
En Contra

Ya el que faltaba. El troll facha analista de heces. Como se nota que no es domingo y no tienen que ir a misa. Alguna vez debatirá algo con inteligencia? Imposible, es de derechas. Cuanta razón tenía Unamuno.

Ya solo falta el troll venezolano chiquilicuatre. Vaya panda. Entre estos y los multinick tienen copado este panfleto... A mi la legión... Ja, ja ja

Puntuación -1
#21
Hungrí­a va bien.
A Favor
En Contra

#12 En Hungría tasa de paro 3% (no viven de "la paguita er Cháve"), percápita 35k, España 42k, más igualdad, los inmigrantes trabajan o se van, 40% menos de violaciones que en España; Orban es un modelo a seguir, gana elecciones con más del 50% de los votos; hasta tú votarías a Orban si quieres que tu hijo trabaje y que a tu hija no la violen; no me digas que me vaya, lo que voy a hacer es apoyar un Orban en España. Tic, tac, VOX mayoría absoluta, tic, tac, tic, tac.

Puntuación 1
#22